Reino Unido lleva el 'caso del polonio' al Consejo de Ministros de la UE

  • Los británicos quieren que la investigación se extienda a la UE.
  • El estadio del Arsenal, investigado por si ha sido contaminado con polonio.

La misteriosa muerte del ex espía ruso Alexander Litvinenko será tratada el lunes por los ministros de Interior de la Unión Europea (UE), anunció el domingo el titular británico, John Reid, que precisó que las pesquisas no se circunscribirán al Reino Unido.

Trataré de lograr lo que podamos de nuestros homólogos europeos
"Mañana estaré en el Consejo Europeo (de ministros de Justicia e Interior) y, desde luego, compartiré información y trataré de lograr lo que podamos de nuestros homólogos europeos", dijo Reid a la cadena británica Sky News. 

El ministro británico indicó que "las autoridades sanitarias ya están teniendo contactos" con los otros países europeos y "la policía seguirá dondequiera que esta investigación conduzca, dentro o fuera del Reino Unido".

"La Policía hablará con quien considere necesario, en este país o en el extranjero", añadió.

Un equipo de la brigada antiterrorista de Scotland Yard van a viajar en los próximos días a Rusia en el marco de la investigación de la muerte del ex espía ruso Alexander Litvinenko, reveló hoy la cadena británica BBC.

La Policía hablará con quien considere necesario, en este país o en el extranjero
Además, según el dominical "The Observer", agentes de Scotland Yard que participan en la investigación viajaron a Washington para interrogar a un ex agente del KGB llamado Yuri Shvets, un supuesto contacto del profesor italiano Mario Scaramella. 

El académico italiano, que se reunió con el ex espía ruso Alexander Litvinenko el día en que este cayó enfermo, continúa "bien" y los resultados de las pruebas a las que ha sido sometido hasta el momento permanecen "normales", informó hoy el hospital donde está ingresado.

El contacto italiano de Litvinenko se encuentra ingresado en el University College Hospital tras dar positivo en las pruebas de contaminación por polonio 210, la sustancia radiactiva que causó la muerte del ex agente secreto el pasado 23 de noviembre.

Scaramella está siendo sometido a más pruebas, entre ellas una para medir los niveles de polonio en su orina y esos resultados estarán disponibles en los próximos días.

El hospital informó este sábado de que las pruebas preliminares practicadas al académico, al que se le detectó una cantidad "significativa" de polonio 210 en su cuerpo, no mostraban hasta el momento "indicios" de envenenamiento radiactivo.

El ministro del Interior dijo hoy que el estado de Scaramella es "menos grave de lo que alguno de los exámenes mostraban".

3.025 llamadas recibidas en el teléfono de información

Hasta el momento veintisiete personas han sido remitidas a una clínica especializada para que se sometan a pruebas de contaminación radiactiva, informó hoy la Agencia de Protección de la Salud (HPA).

El teléfono de atención directa del Servicio Nacional de Sanidad (NHS) había recibido 3.025 llamadas de personas preocupadas por la posibilidad de haber estado expuestos a la radiación, de las que 179 han sido remitidas a la HPA para su observación.

El ministro del Interior rechazó comentar las informaciones según las cuales el Kremlin estaba implicado en la muerte de Litvinenko, un feroz crítico del presidente ruso, Vladimir Putin.

"Lo peor que puedo hacer es especular. Haríamos el ridículo. Esto no es un juego de 'Cluedo'", indicó.

Según el dominical "The Sunday Times", el presidente ruso, Vladimir Putin, ha expresado su enfado porque el Gobierno británico no silenció al ex espía ruso Alexander Litvinenko en sus últimas horas de vida.

En una carta póstuma, el ex agente secreto culpaba a Putin de estar detrás de su envenenamiento y le calificaba de "brutal" y despiadado".

Para complicar aún más la historia, "The Observer" reveló hoy que Litvinenko pretendía chantajear a oligarcas rusos y que tenía en su poder un dossier con revelaciones perjudiciales sobre el Kremlin y sus relaciones con la compañía petrolera Yukos.

A raíz de este caso, que recuerda a la época de la Guerra Fría, el dominical "The Sunday Telegraph" denunció hoy que los servicios de inteligencia ruso tienen una red de una treintena de espías operando en el Reino Unido.

El estadio del Arsenal

El estadio del Arsenal, en Londres, ha sido inspeccionado en el marco de la investigación  confirmó el sábado la Agencia de Protección de Salud (HPA), que precisó que no se ha detectado "riesgo para la salud pública".

El equipo de fútbol londinense disputó el 1 de noviembre pasado un partido de la Liga de Campeones con el equipo ruso CSKA Moscú, al que asistieron supuestamente los dos compatriotas rusos con los que el ex agente secreto se entrevistó en un hotel de Londres ese día, el mismo en el que cayó enfermó.

En un comunicado, la HPA precisó que se había examinado una sección del estadio de los Emiratos del Arsenal, situado en el norte de la capital británica.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento