Las escuelas de Ingeniería rechazan el informe sobre la reforma del sistema universitario

  • Alumnos, directores de las escuelas y representantes de los profesionales dan la espalda a un texto que "nos aleja de la competitividad".
  • El colectivo critica que en el informe no se siguen las tendencias europeas en relación a la profesión de ingeniero.
  • Lo que se busca, dicen, es que sea el master el que dé acceso al mercado laboral.
Estudiantes de la Facultad de Ingenieros de Bilbao.
Estudiantes de la Facultad de Ingenieros de Bilbao.
EFE/ARCHIVO

Representantes de los profesionales, de los alumnos, y directores de Escuelas Universitarias de Ingeniería han mostrado un "rechazo total" a los argumentos esgrimidos en el  informe sobre la reforma del Sistema Universitario Español, realizado por expertos, considerando que distan mucho de la realidad existente en los diferentes ámbitos internacionales.

Según publica el Consejo General de la Ingeniería Técnica Industrial (COGITI) —al que pertenecen los directores de estas escuelas— en un comunicado, de llevarse a cabo dicha reforma "nos retrotraería a tiempos pasados, alejados de la competitividad que necesitan nuestros Ingenieros".

Según explica José Antonio Galdón Ruiz, presidente del COGITI, "este informe nos sitúa en la dirección opuesta de la tendencia europea y mundial, y dinamita el proceso de aprendizaje a lo largo de la vida".

Según Ruiz, los responsables del informe "buscan pervertir el sistema, de forma que sean los master los que den acceso a la profesión, lo que va en total oposición de la legislación existente al respecto, pero además dinamita las bases de lo que significa el proceso de Bolonia, y la tendencia Comunitaria de homogeneizar la profesión de Ingeniero, tomando como base el Graduado".

Plan Bolonia

Hasta hoy, en España, dentro del ámbito de las Ingenierías, existen dos profesiones reguladas, la de Ingeniero Técnico y la de Ingeniero, y se accede a ellas a través de las titulaciones de Graduado en Ingeniería y Máster en Ingeniería respectivamente; y todo ello cumpliendo con las órdenes ministeriales CIN, que fijan tanto los contenidos como las competencias que son necesarias adquirir.

Sin embargo, en ningún país europeo, ni del mundo, existe la Ingeniería Técnica como profesión, y sólo existe la Ingeniería, a la cual se accede desde titulaciones desde 3 a 5 años de formación universitaria, siendo la más extendida la de 4 años de duración  como ocurre en EE UU, Reino Unido o Canadá.

La reforma de Bolonia supuso la implantación de las titulaciones de Grado de ámbito generalista y de acceso directo al mundo profesional, y los Master se dejaban para la especialización, enfocados a la investigación como paso previo al doctorado.

Desde el colectivo aseguran no comprender por qué "mientras que en Europa se fijan los objetivos de movilidad, empleabilidad y competitividad, basados en el desarrollo profesional continuo (experiencia y formación), en nuestro país, donde deberíamos aplicar con mayor rigor estos principios, nos refugiamos en un academicismo propio de otra época y consideramos como paradigma del ejercicio profesional, única y exclusivamente las titulaciones académicas", añaden.

"Es un contrasentido que en un informe que busca la eficiencia del sistema se pretenda alargar la estancia de los estudiantes en la Universidad para el acceso a la profesión de Ingeniero y se desvirtúe la titulación de Graduado, relegándolo a una profesión secundaria que nos deja en inferioridad respecto a los Ingenieros de la mayoría de países", critican.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento