El Plan Cartográfico 2013-2016 de Castilla-La Mancha preservará la "microtoponimia" de la Comunidad Autónoma con el fin de preservar la denominación de ciertos lugares de la región que se está perdiendo "según desaparecen las generaciones que los han conservado en su cultura".

Así lo ha adelantado este viernes la consejera de Fomento, Marta García de la Calzada, que ha señalado que conservar esos nombres geográficos a escalas superiores a 1:25.000 es una de las actividades "más relevantes" que incluye este plan, que estará dotado con 2,42 millones de inversión, 605.000 por anualidad.

Ese desarrollo y mantenimiento del Nomenclátor Geográfico de Castilla-La Mancha se desarrollará a escala 1.5.000 sobre una zona de la región y en colaboración con la Consejería de Educación y la de Agricultura y la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) y, posteriormente, se planificará para toda la región.

De otro lado, la consejera ha informado de que el Plan Cartográfico permitirá mejorar y actualizar los límites jurisdiccionales y la localización geográfica de los municipios de la región, comenzándose los trabajos por las más urgentes de las cinco provincias.

Consulta aquí más noticias de Toledo.