España moviliza ayuda para la zona devastada por "Durian" en Filipinas, que causó casi 500 muertos

  • Llegarán mañana a Manila tres médicos, tres rescatadores y dos guías caninos.
  • Colaborarán en tareas de rescate y llevan medicinas y un hospital de campaña.
  • Ayer viajaron tres especialistas y un perro rastreador enviado por las ONG Salvamento Ayuda Rescate-España (SARE) y Aviación Sin Fronteras (ASF).
  • Y la Agencia Española de Cooperación Internacional en Manila tiene ya asignados 155.000 euros.
El perro especializado en búsqueda de personas que viaja con las ONG españolas antes de partir hacia Filipinas.
El perro especializado en búsqueda de personas que viaja con las ONG españolas antes de partir hacia Filipinas.
EFE

Un equipo de bomberos españoles con perros adiestrados y ayuda de urgencia viaja a la provincia filipina de Albay (sureste de Manila) para ayudar a las tareas de rescate del desastre causado por el tifón "Durian", que se ha cobrado ya al menos 469 víctimas , entre muertos y desaparecidos.

"El equipo, integrado por ocho cooperantes de Bomberos Unidos sin Fronteras, y guías caninos,

Ayuda humanitaria

El equipo, que está integrado por tres expertos en medicina de emergencia, tres expertos en rescate y salvamento y dos guías caninos para la localización de víctimas, llegará mañana a Manila en un vuelo de Thai Airways.

De ahí volará en un avión de la Cruz Roja filipina a la zona del desastre, dijo el embajador de España, Ignacio Sagaz.

Los cooperantes son de distintas ciudades españolas como Vitoria, Zaragoza, Córdoba, Cádiz, Huelva o Madrid y permanecerán en Filipinas diez días, después de lo cual la ONG decidirá si es necesario enviar un equipo de reemplazo.

Por su parte, la Agencia Española de Cooperación Internacional en Manila tiene ya asignados "200.000 dólares (155.000 euros) para comprar alimentos y agua, que enviaremos el lunes o el martes en camiones", dijo el coordinador de la AECI en la capital filipina, Jesús Molina.

Además, "el miércoles o el jueves llegará otro avión de la AECI con equipos como tiendas de campaña y otros suministros para los damnificados", agregó.

Casi 500 muertos y aldeas sepultadas

La zona más afectada es la provincia de Albay, en el este de Filipinas, donde el tifón golpeó el jueves con toda su fuerza con vientos sostenidos de 190 kilómetros por hora y ráfagas de hasta 225 kilómetros por hora.

El elevado número de muertos y desaparecidos, que ya se acerca a los 500, se debió a la combinación de las lluvias que acompañaron al tifón con las cenizas expulsadas por el Mayon.

Se trata de uno de los volcanes más activos de Filipinas y que este año ha amenazado con entrar en erupción en varias ocasiones.

Cerca de una decena de aldeas han quedado sepultadas por una mezcla de barro y cenizas, según el gobernador de la provincia, Fernando González.

El senador Richard Gordon, presidente de la Cruz Roja filipina, opinó que la verdadera magnitud del desastre se conocerá cuando se pueda confirmar además la situación en Catanduanes y en las islas de Marinduque y Mindoro.

Soldados y equipos de rescate siguen trabajando en la provincia de Albay en las tareas de rescate.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento