Los trabajos de reparación del puente del Azuer de Daimiel (Ciudad Real) se han iniciado este martes, con la colocación de los marcos prefabricados que formarán un nuevo ojo en el puente.

Según ha informado el concejal de Medio Ambiente, Gregorio Díaz del Campo, una vez terminada la obra, esta salida tendrá el triple del tamaño de la abertura realizada durante las inundaciones, "suficiente para zanjar el problema de gestión de agua del puente".

El edil ha explicado que, concretamente, la obra consiste en la instalación de dos líneas de siete marcos de 1,50 metros de altura por 1,50 metros de anchura. Según ha informado el Ayuntamiento en nota de prensa, se espera que para el fin de semana el tráfico quede restablecido en los dos sentidos.