El conseller de Administraciones Públicas, Simón Gornés, ha asegurado este martes que el proceso de reestructuración llevado a cabo en la administración balear ha supuesto un ahorro de más de 25 millones de euros.

Así lo ha indicado durante una interpelación del pleno de este martes, en la que también ha remarcado que esta reestructuración supondrá que "el edificio de la administración saldrá reforzado" y permitirá mantener a sus "inquilinos" con mayores garantías y confort.

Además, ha criticado al Govern del Pacte por no haber llevado a cabo este proceso cuando gobernaron. Según ha manifestado el conseller, el anterior Ejecutivo balear llevó a cabo el dicho de "el que venga detrás, que cierre la puerta" puesto que, según su opinión, "veían el cambio de panorama político".