El PSIB ha afirmado este martes que el conseller de Educación, Cultura y Universidades, Rafael Bosch, se ha convertido en "rehén de la paranoia lingüística de un analfabeto que no ama la lengua de nuestras madres", ya que, según ha explicado, el Decreto de tratamiento integrado de leyes "limita y ahoga" el catalán.

El diputado socialista Lluís Maicas se ha dirigido así a Bosch en la sesión plenaria del Parlament y le ha acusado de ser "culpable de ejecutar las instrucciones de un farmacéutico iluminado" que se ve con "legitimidad para exterminar la lengua propia".

Así, ha señalado que desde el Consolat de Mar "se establecen perversas estrategias de genocidio lingüístico", por lo ha hecho un llamamiento a que "la sociedad civil y la comunidad educativa" realicen una "resistencia pacífica", ya que el idioma es el "único patrimonio histórico que nos define como pueblo".