Viviendas en venta
Una promoción de pisos y apartamentos en venta. CH. LIZARRALDE

Se venden pocas viviendas. Como mostraban los últimos datos de los notarios, pese a que baja el precio de los pisos también bajan las ventas. La gente no está para grandes dispendios; la crisis no deja de apretar. Como muestra una encuesta, la suma de incertidumbre –general y particular– y falta de financiación hacen imposible que la venta de viviendas despegue.

Según un sondeo de la inmobiliaria Look & Find, el 41% de los ciudadanos asegura que la incertidumbre sobre la evolución de los precios es el principal freno a la hora de comprar una vivienda, y un 32% apunta a las inseguridades sobre su propia situación financiera.

Un 53% esperan aún porque piensan que los precios tienen que bajar másPor su parte, el 27% restante de los encuestados subraya que las dificultades para acceder a la financiación, por ejemplo contratar con el banco una hipoteca, son los principales impedimentos al adquirir una vivienda.

De acuerdo con la encuesta, el 47% de los ciudadanos cree que el actual es un buen momento para comprar una vivienda dada la amplia oferta existente, lo que les permite encontrar una casa que se ajuste a sus necesidades.

No obstante, el 42% considera que no es un buen momento, en tanto que el 11% se muestra indeciso. En estos casos, la inmobiliaria indica que los encuestados suelen pensar que el precio de la vivienda tiene que ajustarse aún más, por lo que prefieren mantenerse a la espera.

De acuerdo con los datos de la inmobiliaria, el precio de la vivienda ha descendido un 32% de media desde sus máximos de 2007, con una caída más acusada en las zonas costeras y en las viviendas de segunda residencia.