La última parte del recorrido del maratón de Boston, en el que se han registrado este lunes dos explosiones, estaba dedicada este año a la memoria de las víctimas de la masacre de la escuela de primaria Sandy Hook en Newtown ocurrida el pasado mes de diciembre y varios de los familiares se encontraban situados en una tribuna VIP cerca de la línea de meta, ha informado la revista The Atlantic Wire.

La presidenta de la Asociación de Atletismo de Boston, Joanne Flaminio, había declarado antes del inicio de la carrera que la prueba tenía "un significado especial" porque cada una de las 26 millas de recorrido estaban dedicadas a las 26 víctimas de la masacre de la escuela de primaria. Este lunes mismo se cumplían cuatro meses de la tragedia.

La prueba tenía un significado especial El homenaje incluía la participación de un grupo de familiares de víctimas de Newtown, el equipo Newtown Strong, que estaban recaudando fondos para entidades benéficas. Al final de la milla 26 hay una pancarta en memoria de las víctimas del tiroteo de Newtown.

Según The Atlantic Wire, los familiares de la masacre estaban sentados en una tribuna VIP situada a la derecha de la zona en la que se han registrado las dos explosiones. Por el momento, se desconoce si alguna de ellas figura entre las víctimas.