El presidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y del Tribunal Supremo (TS), Gonzalo Moliner, considera que prohibir los 'escraches' que se organizan frente a viviendas "no sería lo más correcto" pero ha abogado por "moderar" esta situación, porque también es "muy llamativa".

Moliner se ha pronunciado en estos términos en declaraciones a los medios de comunicación momentos antes de pronunciar una conferencia en el Club de Encuentro Manuel Broseta, al ser preguntado por su opinión sobre el hecho de que algunos partidos políticos consideren la práctica de 'escraches' de sistemas totalitarios.

A este respecto, Moliner cree que los 'escraches' tienen "muchísima variedad", y ha comentado que "habrá algunos que si son coacciones, pueden ser delictivos, pero si no lo son, no". "Dependerá de cada caso y de los factores para decir si son aceptables o no", ha aseverado.

En este sentido, ha insistido en que "si hay coacciones, habrá un delito de coacciones; o si amenazan, habrá un delito de amenazas, pero eso se tendría que ver en el caso concreto, y en principio no parece que tenga que ser así", ha dicho.

Por todo, estima que prohibir los 'escraches' "no sería lo más correcto", pero —ha agregado— "habrá que moderar esta sitaución porque también es muy llamativa". "Habrá que estar a lo que en cada caso se vea", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Valencia.