Sindicatos se temen "lo peor para los trabajadores" después de que Pescanova hubiera presentado este lunes, en el juzgado mercantil número 1 de Pontevedra, la solicitud del concurso voluntario de acreedores.

En declaraciones a Europa Press, el responsable de Alimentación de UGT, Ignacio Couñago ha señalado que, con la solicitud del concurso y la confirmación de Pescanova de que el presidente del Consejo, Manuel Fernández de Sousa, vendió casi la mitad de su participación en la compañía para aportar liquidez, la situación del grupo y de los trabajadores "huele muy mal".

"Estas informaciones van a dejar más intranquilos a los empleados, y nos tememos lo peor", ha apuntado, al tiempo que ha deseado "que se apague este fuego".

No obstante, según Couñago, las noticias que se van conociendo de Pescanova, "hacen pensar que no se pueden descartar los recortes de plantilla".

Carta de apoyo al presidente

El representante de UGT ha añadido que, "tal y como están yendo las cosas", los delegados "se arrepienten" de haber firmado en su día la carta de apoyo al presidente del Consejo, un comunicado leído por representantes de los trabajadores a los medios, en el que transmitían su "confianza y apoyo" a la dirección de Pescanova.

El portavoz de la CIG, Xosé Fernández Piñeiro, ha coincidido en señalar que "a día de hoy, los delegados no la hubieran firmado por iniciativa propia". Asimismo, ha optado por "ser prudente" con respecto a la solicitud del concurso voluntario de acreedores, hasta que dicha solicitud sea admitida, se nombren administradores y se conozca, en su caso, el plan de reestructuración que presente la empresa.

Por su parte, el responsable de Alimentación de CC.OO., Francisco Vilar, ha evitado pronunciarse sobre la situación concursal de la multinacional, ya que "hacer valoraciones sin tener toda la información sería especular".

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.