El exalcalde de Jerez de la Frontera (Cádiz) y actual portavoz municipal de Foro Ciudadano, Pedro Pacheco, ha asegurado este lunes, durante la primera sesión del juicio por la supuesta contratación de los dos expolíticos andalucistas José López y Manuel Cobacho para trabajar como asesores en el Ayuntamiento en las sociedades municipales Emusujesa y la ya desaparecida Xerez 21 Speed Festival, que él "nunca" entraba en cuestiones "de gerente para abajo".

En la primera sesión de la vista que se sigue en la Sección Octava de la Audiencia Provincial de Cádiz, en la que ha prestado declaración en calidad de presunto autor de delitos de prevaricación, falsedad y malversación de caudales públicos, Pacheco, preguntado por el abogado de la acusación (representa al Ayuntamiento) sobre las órdenes de pago anteriores a la presentación de facturas, ha manifestado que "un ejecutivo no entra en esas minucias", instándole a que preguntase "al contable".

La ronda de declaraciones la ha comenzado con Manuel Cobacho, que ha asegurado que sólo fue a Emusujesa "tres o cuatro veces en dos años", pese a ser asesor para esta sociedad desde 2005 a 2007 y ha explicado que aceptó el "ofrecimiento" de Pacheco para "seguir" asesorándole como hizo en la etapa anterior del pacto PP-PSA, pero ahora el Gobierno del PSOE de la exalcaldesa Pilar Sánchez, y "en otras materias" desde Emusujesa. En este sentido, a la hora de detallar cómo se realizó su contratación, ha indicado que Pacheco no estuvo presente en la firma del contrato y no ha sabido explicar quién le contrató para estos servicios alegando que "no me fijé en la formalidad de quien me contrataba".

Asimismo, ha señalado que estaba "a entera disposición" del exalcalde "todos los días de la semana y "a todas horas" para asesorarle "reiterada y continuadamente" como vicepresidente de Emusujesa por unas tareas por las que cobraba más de 2.500 euros mensuales.

Por su parte, López ha explicado a preguntas del fiscal que tenía un contrato "verbal" para asesorar a Pacheco en Speed Festival y para "temas políticos" mientras que para Emusujesa sí existió contrato "físico" y que en ambos casos cobraba "por facturas" para declararlas por su condición "de autónomo". Preguntado por la acusación particular por las razones para que las órdenes de pago de sus facturas con el importe se remitieran antes de presentarse, ha dicho que "no lo puedo explicar" tras reconocer que cobraba unos 4.600 euros mensuales, mientras que Pacheco ha remitido al fiscal a preguntarle por esta cuestión "al jefe de personal".

En cuanto a la contratación de estos dos exasesores, Pacheco ha insistido en que "no entro en esas minucias" y que "nunca he interferido en la masa administrativa de las sociedades", tareas que ha dicho que eran competencias "del gerente" a los que llamó para "dar instrucciones" de las contrataciones. En este sentido, ha asegurado que tenía "facultades" y "doble legitimidad" como primer teniente de alcalde y como vicepresidente de las sociedades para autorizar los contratos de estos dos asesores, y que al tratarse de personal de confianza y eventual para empresas del sector de una sociedad pública mercantil (por Emusujesa y Speed Festival) "no tendrían que ir a Pleno".

De igual manera, ha asegurado que el acuerdo inicial de Pleno aprobado entre PSOE y PSA al inicio del Gobierno de coalición para los cargos de confianza "se modificó continuamente en virtud de las negociaciones entre los portavoces de las formaciones" para "incrementarse en función de las necesidades y estrategias".

El exalcalde de Jerez no ha entrado en cifras —el Ministerio Público habla en su escrito de calificaciones de más de 200.000 euros percibidos por estos dos exasesores por trabajos "que nunca hicieron"— ha negado que López cobrara por encima de lo consignado tras subrayar que la única condición que puso para estos contratos era "respetar los sueldos comprometidos en el Pleno" y "no interferir en la distribución de los trabajos marcados en las sociedades".

Asimismo, preguntado por la acusación por si cobraron por trabajos "no prestados" ha advertido que su trabajo era "asesorarme a mi" y sobre la ausencia de contrato físico de López con Speed Festival, ha asegurado que "un expediente mínimo tiene que haber" en la que rece esta contratación.

En relación a que las atribuciones de estos dos exasesores "no consten por escrito", como ha afirmado la acusación particular, se ha remitido a la existencia de "memorias" y "documentos" presentados a los consejos de administración que recojan estas consignaciones y ha avisado de que "si se hubiera intuido alguna anomalía no se hubieran firmado los contratos".

La vista se reanudará mañana martes con las pruebas testificales, para las que se ha citado a declarar a técnicos municipales y los gerentes de las citadas sociedades municipales.

Al término del juicio, el abogado de la defensa, Felipe Meléndez, ha destacado el "vacío de poder" que existe en todo lo que respecta a las contrataciones de asesores y ha defendido la existencia de documentos que "sustentan" los trabajos desarrollados por los asesores.

Por su parte, el letrado de la acusación particular, Juan Pedro Cosano, ha resaltado las "discrepancias" en las declaraciones de Pacheco y López y ha insistido en que según la Ley de Bases del Régimen Local es el Pleno el "único" que puede aprobar los contratos en contra de las afirmaciones realizadas por el principal imputado. Es por ello que ha acusado al exalcalde de "meter por la galera" a dos "amigos suyos" al inicio de su gobierno en coalición con el PSOE y de tratar de "confundir" en el juicio y ha advertido que "no se puede jugar con el dinero público".

Consulta aquí más noticias de Cádiz.