La Policía Local ha detenido en Motril (Granada) a un hombre de 53 años acusado de provocar un incendio en la mañana de este lunes en la casa que vive su exmujer con sus hijos cuando ellos estaban fuera, quebrantando además una orden de alejamiento, hechos por los que ya ha pasado a disposición judicial.

El incendio obligó a los Bomberos a desalojar todo el edificio como medida de precaución y provocó algunos daños en el salón de la vivienda y en dos dormitorios, aunque de carácter leve.

Los hechos se produjeron sobre las 9,15 horas de este lunes, cuando los vecinos de la víctima alertaron a las autoridades de que una vivienda de la calle Buenavista desprendía humo, según han informado a Europa Press fuentes de la investigación.

Tras recibir el aviso, los bomberos desplazaron al lugar varias unidades de intervención rápida para sofocar las llamas y fueron ellos los que localizaron a una persona saliendo del garaje de la vivienda con signos evidentes de haber intervenido en el siniestro y "un fuerte olor a gasolina".

La Policía Local detuvo a esta persona tras confesar que había sido el autor de los hechos y que no había forzado la puerta al conservar una llave de la vivienda. Cuando llegó la propietaria del inmueble, que había ido a llevar a sus hijos al colegio, identificó al ahora detenido como su exmarido y confirmó a los agentes que tenía una orden de alejamiento en vigor.

Los agentes le han trasladado a la comisaría de la Policía Nacional de Motril para que preste declaración antes de ser puesto a disposición judicial.

Consulta aquí más noticias de Granada.