La Consejería de Fomento y Vivienda presentará este martes en el registro del Ayuntamiento de Málaga un requerimiento instándole a que pague los 32,31 millones de euros en concepto de anticipo de la inversión del metro —hasta el cierre de 2012—, contemplando la posibilidad de que ese montante sea convalidado con obras de movilidad sostenible.

Se deja claro, no obstante, que con esa aportación el Consistorio no salda la factura puesta sobre la mesa, en la que se incluyen otros 37 millones —31,31 millones por el rescate de tramos de obra y seis por reposición de infraestructuras—, algo a lo que por el momento se niega la Administración local. Parece, por tanto, que es un proceso abocado a acabar en los tribunales, como ocurrió en Sevilla y Granada.

Tras este requerimiento formal, el Ayuntamiento tendrá un tiempo de pago voluntario y si no está de acuerdo, que es el caso, se abrirá la vía de apremio, de manera que la Junta tratará de cobrar a través de la retención de la participación municipal en los ingresos del Estado, un aspecto que el Consistorio podrá recurrir a los tribunales. "Estamos dispuestos a buscar soluciones, pero que no sean discriminatorias", ha indicado a los periodistas el director gerente de la Agencia de Obra Pública del Ejecutivo andaluz, Antonio Tallón.

Por el momento, el Ayuntamiento ha presentado este lunes en la comisión técnica entre ambas administraciones un listado con 12 actuaciones en materia de movilidad, valoradas en 26,97 millones de euros y ejecutadas entre 2009 y 2014, con las que, a su juicio, da por saldada la factura del metro.

Tanto Tallón como el delegado territorial de Fomento y Vivienda, Manuel García, han insistido en que la Junta estudiará este listado para determinar si cumplen las tres condiciones exigidas —ser una obra de movilidad sostenible y financiada por el Ayuntamiento y estar enmarcada en el periodo entre 2010 y 2013—. No obstante, han advertido de que debe haber "un acuerdo global sobre la financiación", que contemple el abono de esos 69 millones totales, puesto que "con los 26 millones no se salda la aportación municipal según el convenio firmado".

Los representantes de la Junta han rechazado que haya discriminación entre Málaga y Sevilla: "no estamos hablando de igualdad de cantidades, sino de conceptos, porque aquí la obra del metro es distinta y la valoración es diferente". "Se va a tratar a Málaga igual que a Sevilla", ha subrayado Tallón, quien ha precisado que en el metro hispalense "la obra va metida en la tarifa técnica y en Málaga no porque hay una parte que no paga la concesionaria, sino la Junta".

Obras de movilidad

En cuanto al listado de obras de movilidad presentado por el Ayuntamiento, se trata de infraestructuras ciclistas por valor de 12,31 millones, concretamente los itinerarios V (zona norte y noroeste), IV (canales de conexión con otros itinerarios), III (norte-sur y norte-centro-este) y II (Centro-Universidad), estacionamientos de bicicletas y mobiliario urbano del sistema de préstamo de bicis.

Asimismo, se incluye por 12,22 millones el bulevar sobre las vías soterradas, "el ejemplo más claro de movilidad", y otras actuaciones por 2,43 millones, entre las que se encuentran el tramo 3 del eje viario Atabal-Térmica y la ampliación de aceras y creación de carril bus en calle Cuarteles, ambos proyectos con fondos FEIL y Feesl.

El concejal de Movilidad, Raúl López, acudía a esta reunión "con el ánimo de zanjar de una vez por todas la contribución municipal a las obras del metro"; sin embargo, ha salido de ella diciendo estar "bastante decepcionado" y ha lamentado "la postura de inflexibilidad de la Junta".

Ha aclarado que el Ayuntamiento ni ha estado ni está en el consejo de administración y, por tanto, "no hemos tomado decisiones ni sobre los tiempos ni sobre las obras, por lo que no nos pueden pedir ese tipo de responsabilidades". "Los 26 millones debe ser una cantidad total porque nosotros no hemos decidido ni rescatar esos dos tramos ni somos responsables de los sobrecostes", ha declarado.

En este punto, el edil de Movilidad ha denunciado que "existe una desigualdad en el trato entre ambas ciudades" y ha insistido en que "vamos a defender esa postura de igualdad".

GUADALMEDINA-

La malagueta

Ante la pregunta del Ayuntamiento acerca del futuro del tramo Guadalmedina-La Malagueta, el delegado de Fomento y Vivienda ha reiterado que la diferencia económica entre que vaya soterrado, como defiende el Consistorio, o en superficie, que es la apuesta de su Consejería, es "abismal, de más de 200 millones frente a 50 millones, respectivamente".

"La limitación de crédito que tiene la Junta impuesta por el Gobierno central y la situación económica de emergencia" ha llevado al delegado de Fomento a tachar este debate de "estéril". "No merece la pena porque la balanza está muy desequilibrada", ha apostillado.

Por ello, ha reiterado que la Consejería presentará en este mes de abril el proyecto del metro en superficie para el tramo entre Guadalmedina y La Malagueta, incluyendo su justificación técnica y la memoria económica.

Por su parte, el concejal de Movilidad ha insistido en las discrepancias mostradas en materia de financiación entre el presidente de la Junta, José Antonio Griñán, que en una visita a Málaga dijo que el problema en el cambio del trazado no era económico, y la consejera de Fomento y Vivienda, Elena Cortés, que defendía que sí.

"Tal y como se acordó hace 10 años, seguimos creyendo que este tramo debe ir soterrado", ha apuntado López, agregando que "no dudo de las palabras del presidente Griñán" acerca de que sí hay recursos para que el metro atraviese bajo tierra el centro. Ha opinado que "quizá deben sentarse y ponerse de acuerdo".

A juicio del edil, que ha insistido en que si no hay dinero, el metro se quede en la estación Guadalmedina, "debe haber una unidad de criterio en la Junta", alertando de que "hay un sector del Gobierno andaluz, IU, que quiere hacerlo en superficie y otro sector, el PSOE, que hasta ahora ha defendido que vaya soterrado".

Al haberse reiterado en la reunión de este lunes en que es un problema de financiación, el Ayuntamiento enviará una carta a Griñán, que es "el responsable político número uno de la Comunidad", pidiéndole que explique la situación, ya que, según López, "lo dicho en la reunión es diferente a lo verbalizado por usted públicamente".

Como aspecto positivo del encuentro, el responsable de la Agencia de Obra Pública de la Junta ha resaltado que se hayan abordado cuestiones relativas a movilidad para la puesta en marcha del metro a finales de este año hasta la estación Málaga-María Zambrano.

Ha valorado que "parece que hay buena voluntad" para la apertura al tráfico de Callejones del Perchel. Según le ha trasladado el concejal de Movilidad, "será cosa de días", por lo que "confíamos en que en esta misma semana se produzca".

Consulta aquí más noticias de Málaga.