El exalcalde de Santiago, Gerardo Conde Roa, declaró este lunes durante cinco horas ante la jueza de Lugo que instruye las operaciones Pokémon y Manga, Pilar de Lara. La declaración, a petición propia, es la tercera que el exregidor compostelano realiza en relación a este caso.

Gerardo Conde Roa inició su declaración ante la jueza a las 10.30 horas de este lunes y abandonó el edificio de los juzgados las 15.30 horas, después de cinco horas de declaración. A su salida, el exalcalde de Santiago aseguró sentirse "tranquilo". "A lo único que temo es a Dios", ha sentenciado.

Pilar de Lara trata de esclarecer si el exregidor compostelano pudo cometer prevaricación o tráfico de influencias desde el Consistorio de la capital gallega. Conde Roa recibió la citación para declarar ante Pilar de Lara una semana después de que agentes del Servicio de Vigilancia Aduanera (SVA) efectuasen un registro de su domicilio, del que se llevaron varias cajas de documentación, el 14 de febrero.

El pasado 29 de marzo Conde Roa compareció por segunda vez ante la jueza a petición propia, aunque en aquella ocasión la declaración tuvo que ser interrumpida dado que Pilar de Lara tuvo que encargarse de un caso de violencia de género en Lugo.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.