Las entidades bancarias BBVA e Ibercaja, ambas con presencia en Castellón, se han comprometido ante la Diputación a mantener sus oficinas, un total de 46, en los municipios de la provincia, incluidos los del interior, según ha informado la institución provincial en un comunicado.

Así lo ha comunicado el vicepresidente provincial de asuntos económicos, Miguel Barrachina, tras concluir sendos encuentros con Miquel Gordo y Celia Moliner por una parte y Paz Aledón por otra, responsables territoriales de BBVA e Ibercaja respectivamente, como parte de la ronda de reuniones que está llevando a cabo con los bancos y cajas con presencia en la provincia de Castellón.

A estos encuentros le seguirá la reunión que en los próximos días mantendrá con representantes de Cajamar, que han manifestado también su intención de apostar por fórmulas de apoyo al interior pese al cierre de algunas sucursales.

Según Barrachina, la Diputación de Castellón sigue "altamente preocupada" por el cierre de oficinas bancarias en el interior de Castellón y va a "redoblar" sus esfuerzos, "no sólo manteniendo reuniones sino que, una vez completado el cierre de sucursales durante los meses de abril y mayo, tomará las decisiones oportunas para primar aquéllas entidades que tengan una mayor presencia en el interior provincial de Castellón".

De estos últimos encuentros, BBVA se compromete a mantener sus 36 oficinas, de las que 12 están ubicadas en la capital de La Plana y 24 en municipios -Vinaròs, Benicarló, Peñíscola, Alcalá de Xivert, Torreblanca, Oropesa, Benicàssim, Atzeneta, Llucena del Cid, Alcora, Vilafamés, Almassora, Vila-real, Alqueries, Onda, Burriana, Nules, Vall d'Uixó, Segorbe, Almenara y Moncofa-.

IBERCAJA

Este compromiso también lo ha constatado Ibercaja, con el mantenimiento de sus 10 oficinas en la provincia de Castellón, situadas cinco de ellas en la capital de La Plana y el resto en Burriana, Onda, Vall d'Uixó, Vila-real y Vinaròs.

La entidad bancaria Bankia también ha atendido el llamamiento realizado hace unos días por el presidente de la Diputación, Javier Moliner, que remitió una carta a las 10 entidades bancarias con presencia en la provincia de Castellón invitándoles a garantizar el mantenimiento del servicio en los municipios afectados por el cierre bancario, especialmente en los pequeños pueblos del interior de Castellón.

Así, Bankia se ha comprometido a atenuar el efecto del cierre forzado por Bruselas en las zonas menos pobladas de la provincia con la instalación de un 'ofibús' que atenderá a la mayor parte de sus clientes en las zonas afectadas por su salida.

Además, Bankia se ha comprometido a mantener la instalación de la totalidad de los cajeros automáticos con los que cuenta actualmente y, en función del uso que se haga de ellos, sustituirlos en los próximos meses por 'cajeros inteligentes' que permitan a los usuarios realizar gestiones como los ingresos en metálico, el pago de tributos, la actualización de las libretas de ahorro y otras prestaciones

Consulta aquí más noticias de Castellón.