El Juzgado de lo Penal número 1 de Albacete ha condenado a J.J. a un año y ocho meses de prisión, a la privación del derecho a conducir vehículos a motor durante tres años y a indeminzar, junto con la aseguradora con la que tiene el seguro, a las tres personas atropelladas en Tobarra en una cantidad global de 226.516,527 euros.

La sentencia considera probado que, sobre las 22.30 horas del 12 de julio de 2008, el acusado, mayor de edad, de nacionalidad marroquí y sin antecedentes penales, se encontraba parado a los mandos del vehículo de su propiedad, asegurado por una entidad, en una calle de Tobarra (Albacete) y estaba hablando con otra persona que se encontraba en el interior de otro vehículo, parado en paralelo al del acusado y en sentido contrario.

En un momento determinado, el acusado aceleró bruscamente y salió de su estacionamiento a gran velocidad, colisionando con un turismo que conducía correctamente por la calle. Tras la colisión no detuvo la marcha ni redujo la velocidad, continuando a gran velocidad en zig-zag, con lo que se desplazó de acera a acera, se subió a una de ellas y siguió por ahí con veloz conducción, por lo que llegó a arrollar a tres personas que se encontraban sentadas en la puerta de su domicilio, lo que les causó graves lesiones a los tres.

En el caso de A.M.O., sufrió graves heridas de las que tardó en curar 493 días, de los cuales 124 estuvo hospitalizada y 369 días impedida para sus ocupaciones habituales, y le han quedado importantes secuelas.

En el caso de J.C.M. sufrió lesiones sin necesidad de tratamiento médico especializado posterior a la primera asistencia facultativa. Tardó en curar 40 días, 21 de los cuales estuvo impedido para sus ocupaciones habituales, y le han quedado secuelas.

Por su parte, E.M.M.F sufrió lesiones de las que curó tras 30 días, 15 de los cuales estuvo impedida para sus ocupaciones habituales, quedándole como secuela la "agravación de una artrosis cervical previa" valorada en un punto.

Consulta aquí más noticias de Albacete.