Margaret Thatcher
Varias personas depositan flores y artículos relacionados con Margaret Thatcher en la puerta de su casa. Andy Rain / EFE

La primera ministra británica Margaret Thatcher dará nombre a una calle, espacio público o institución cultural de Madrid gracias a los votos del PP en el Ayuntamiento, mientras que Sara Montiel y José Luis Sampedro entrarán también en el callejero de la capital con la unanimidad de toda la corporación.

Las tres propuestas, que parten del Área de Las Artes, Deportes y Cultura, que dirige Fernando Villalonga, han sido aprobadas este lunes en la comisión del ramo y serán ratificadas el próximo día 24 en el Pleno municipal, previsiblemente con el mismo resultado.

La oposición -PSOE, IU, que han votado en contra, y UPyD, que se ha abstenido-, han justificado su posición en la falta de vinculación de Thatcher con Madrid.

La decisión será ratificada el 24 de abril en el Pleno municipalEl secretario general técnico de Las Artes, Pablo Puyal, que ha leído la biografía de la "dama de hierro" en términos elogiosos durante varios minutos, ha mencionado los nombres de otras personalidades que están en el callejero madrileño sin tener vinculación con la ciudad, como Marie Curie, Gandhi, Sandro Pertini, Rosa Luxemburgo u Olof Palme.

Ha argumentado que en todos estos casos, aprobados por unanimidad, lo que se tuvo en cuenta fue la "relevancia histórica, cultural o social" del personaje, por encima de su vinculación con Madrid.

Al contrario que en el caso de Thatcher, las propuestas sobre Sara Montiel y José Luis Sampedro han sido aprobadas no solo por unanimidad sino además sin necesidad de debate.

"Dejó miles de pobres tras once años de mandato"

Un ejemplo del duro debate que ha supuesto la votación lo ha protagonizado la portavoz de IU, Milagros Hernández, al preguntar al que ha definido como el "Hombre de Hierro" del Ayuntamiento de Madrid, Fernando Villalonga, por qué no se puso a una calle el nombre del "cámara asesinado José Couso y sí a la ex primera ministra Margaret Thatcher".

En una dura intervención, Hernández ha mostrado la desaprobación de su Grupo a quien "abrió la política de recortes económicos y sociales" y que su admiración se dirige a "los mineros ingleses y los sindicalistas, además de a los miles de pobres que dejó tras once años de mandato".

La edil ha tildado la propuesta del PP de denominar una calle de Madrid con el nombre de la ex primera ministra fallecida de "falta de respeto" para, a renglón seguido, decirle a Villalonga que "los regalos a dictadores y a amigos de dictadores" se lo hagan "poniendo placas en sus casas pero no con dinero público porque el Ayuntamiento no es un cortijo".

No tiene relación con los principios del Estado de bienestarSu homóloga en UPyD, Patricia García, ha afirmado, tras escuchar la semblanza a Thatcher desde las filas del PP, que le han convencido "de que hay que ponerle una calle en Londres" pero que en Madrid no lo tiene tan claro. "No me parece que tiene relación directa ni con Madrid ni con España ni con los principios del Estado de bienestar ni con la construcción europea aunque fuera muy influyente en los años 80", ha defendido. García también ha arremetido contra la "politización del callejero" y que este se convierta en un "arma ideológica".

La socialista Ana García D'Atri ha preguntado por qué se le pondrá una calle a la ex primera ministra, "al margen de que lo decida el PP con su mayoría absoluta". "El callejero de Madrid representa a Madrid", ha concluido.

Piden una "vinculación" con la ciudad

Puyal ha explicado también que la Junta de Gobierno propondrá el nombre de las calles, en virtud de la Ley de Capitalidad, aunque se podrá llevar al Pleno de Cibeles de manera excepcional. Además, las Juntas de Distrito pueden seguir proponiendo a la Junta de Gobierno. También se ha eliminado la necesidad de sacar adelante una propuesta por unanimidad para evitar bloqueos.

Madrid también cuenta con calles dedicadas a Marcelino Camacho y Rosa LuxemburgoLa oposición ha criticado que se elimine la vinculación a la ciudad a la hora de designar las calles y que también se podrá poner nombres de personas vivas, algo que ya estaba vigente en este momento pero con carácter excepcional. Es el caso de espacios dedicados al Rey Juan Carlos o a la Reina.

Puyal ha defendido que con la norma vigente se garantizaba el "pluralismo" en la asignación de nombres en cuanto a políticos o personalidades se refiere, con independencia de la vinculación a Madrid. Así, la capital cuenta o contará con vías dedicadas a Marcelino Camacho, Jordi Sole Tura, Fraga, Olof Palme o Rosa Luxemburgo dada su "relevancia histórica, política o social".

Consulta aquí más noticias de Madrid.