Los pensionistas o jubilados (con pensión mínima del salario mínimo interprofesional de 700 euros) y las familias numerosas de categoría especial viajarán gratis en autobús hasta 2016 en virtud del convenio que han rubricado este lunes el concejal de Tráfico y Transportes, Javier Iniesta; y el presidente de Latbus, José Luis Sánchez, con el que "se garantiza la vigencia de los bonos sociales por tres años, con efecto retroactivo desde el 1 de enero".

De esta forma, el Ayuntamiento se compromete a abonar el 100% del precio del billete (1,50 euros) para pensionista o jubilados y familia numerosa de categoría especial, así como el 50 por ciento (0,75 euros) para familias numerosas de categoría general que viajen en las líneas de pedanías (las que tiene tres hijos o dos con alguna discapacidad).

Los títulos bonificados se denominarán Bono 100 para jubilados y pensionistas y Bono Familia Numerosa Especial y Bono Familia Numerosa General.

Actualmente, según ha precisado Iniesta, entre 1,2 y 1,3 millones de jubilados y pensionistas utilizan este medio de transporte en la localidad, 500.000 familias numerosas de carácter normal y 200.000 de categoría especial.

Y es que, ha matizado, "cualquier murciano que resida dentro del término municipal tiene los mismos derechos". "Este acuerdo da estabilidad al objetivo marcado por el alcalde Miguel Ángel Cámara de que los jubilados y familias numerosas especiales no paguen por utilizar el autobús y el resto de familias numerosas sólo abonen el 50 por ciento", ha insistido.

Gracias a este convenio, la empresa concesionaria de las líneas a pedanías va a recibir en 2013, 2014 y 2015 una subvención de carácter plurianual por importe de 8,9 millones de euros, "lo que permitirá mantener los bonos, fomentar el transporte público y contribuir a la estabilidad de la empresa", ha explicado.

Tanto Iniesta como el presidente de Latbus han coincidido en señalar la "dificultad" de la negociación, aunque han destacado la "firma voluntad de solucionar este asunto". El objetivo, según Iniesta, es "tener un transporte de calidad y a precios asequibles".

En este sentido, Iniesta ha argumentado que "de las tres patas que tiene la mesa del transporte público en la ciudad una la suministra Latbus, por lo que seguimos trabajando y aunque sea concesión que depende de la Comunidad, al final son ciudadanos de Murcia que tienen sus derechos".

En opinión del presidente de Latbus, este acuerdo "permitirá que haya mayor utilización del transporte público", tras lo que ha destacado la "caída" del número de viajeros tras la reestructuración que se realizó el pasado año, aunque "estamos manteniendo la cifra".

Giménez ha puntualizado que "no está habiendo una pérdida adicional del viajero, sino una lógica caída, alrededor de un 25 ó 30 por ciento, que equivale a un millón de viajeros en términos absolutos, por aquellos servicios que se han tenido que suprimir, que eran pocos". Actualmente la cifra de viajeros alcanza los 16 millones, pero "lo deseable para la empresa sería alrededor de 18 millones".

Impacto del tranvía en los viajeros de autobús

Preguntado sobre si teme un impacto en el número de viajeros de autobús una vez que se ponga en marcha el tranvía por la Gran Vía, Giménez ha dejado claro que "el transporte público sufrirá una transformación importante".

Así, ha subrayado que el transporte público de Murcia "se asienta sobre tres vías: el tranvía, Transportes de Murcia y Latbus", por lo que no duda en afirmar que "se llegará a un entendimiento para dar mejor servicio a los ciudadanos, conservando al mismo tiempo una viabilidad en nuestras empresas".

Por su parte, el concejal ha manifestado que "el paso del tranvía por la Gran Vía es un antes y un después más en el tema del impacto del tráfico que la reordenación del transporte público". "El escenario post-tranvía en la Gran Vía tiene que ser de simplificación de tarjetas, de trámites, de información", ha recalcado Iniesta, quien ha asegurado que "tenemos tiempo por delante para trabajar y es el camino que hay que hacer".

Iniesta también ha salido al paso de las críticas de la oposición. Así, ha dado la bienvenida a UPyD "al 'frente antitranvía' del barrio del Carmen, formado por PSOE e IU, ya que era el único partido que no se había manifestado todavía".

A su juicio, "vincular la llegada del tranvía al barrio del Carmen a la legada del AVE a la estación del Carmen es un error de magnitudes difícilmente medibles, ya que el tranvía tiene que llegar al Carmen por algo que se llama vertebración del transporte público, unir el norte y el sur".

Por lo que ha reiterado que "el tranvía tiene que llegar al barrio del Carmen, porque de no ser así, ha preguntado a la oposición, cómo lo llevaremos a El Palmar y la Arrixaca". Para concluir, ha dicho que "gastarse 95.000 euros en un estudio de viabilidad es un dinero bien invertido".

Consulta aquí más noticias de Murcia.