Toni Cantó
El diputado de UPyD Toni Cantó durante una intervención en el Pleno del Congreso. Manuel H. de León / EFE

El diputado de Unión, Progreso y Democracia (UPyD) en el Congreso, Toni Cantó, ha denunciado este lunes la violencia verbal que a diario recibe a través de su cuenta personal en la red social Twitter, y destaca en concreto un mensaje contra su persona escrito por el concejal de Izquierda Unida (IU) en el Ayuntamiento de Madrid Jorge García Castaño y en el que animaba a sus compañeras a "empalarle".

Ha publicado un artículo en su blog en el que enumera buena parte de los insultos e improperios que ha recibido en Twitter En un artículo publicado en su página personal de Internet, Cantó pone de manifiesto que no sólo "la intimidación en persona" o los conocidos como escraches están de moda, sino también la presión "virtual", lo que, a su juicio, merece una reflexión sobre la "impunidad" y la "cobardía" del uso de las redes sociales y sobre la situación de la educación en España.

En un artículo en el que enumera, textualmente, una retahíla de insultos y deseos de muerte hacia su persona, el diputado de UPyD asegura que ha omitido los peores. Cantó, un representante democrático con una breve carrera política y una prolífica actividad en las redes sociales, asegura que tiene guardadas todos las apelaciones violentas contra él.

Más influyente que Rajoy y Rubalcaba

En febrero se han concentrado buena parte de los insultos, tras unas polémicas declaraciones del diputado El representante de UPyD es uno de los políticos españoles más influyentes en Twitter; en el mes de marzo, recopilando datos de seguidores, mensajes y respuestas, superó incluso a los líderes del PP, Mariano Rajoy, y del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, según la pagina www.conectan.net.

En ese mes se concentraron parte de esos mensajes insultantes que denuncia el diputado, especialmente a raíz de una serie de comentarios cuestionando las denuncias sobre la violencia de género, sobre los que tuvo que rectificar públicamente mientras formaciones de izquierda pedían su dimisión.

No ha sido la única polémica que ha levantado Cantó en la opinión pública. En febrero de 2012 fue muy criticado por grupos animalistas y ecologistas (entre otros) a raíz de manifestar en sede parlamentaria que los animales "no tienen ni derechos ni obligaciones", en relación al debate sobre la legalización o no de los toros.