Los grupos municipales PSIB-PSOE y MÉS per Palma han cuestionado la actuación del Ayuntamiento de Palma para ayudar a las personas en situación de desahucio "dado el incumplimiento del acuerdo para facilitar pisos de alquiler social y para poner en marcha una oficina de asesoramiento para los afectados".

La oposición ha presentado este lunes en rueda de prensa conjunta dos iniciativas para intentar, por una parte, clarificar los recursos que el Ayuntamiento de Palma pone a disposición de las personas en situación de desahucio y, por otra, impulsar medidas para abordar esta lacra social.

Ante ello, han reclamado a Cort ayudas económicas urgentes y viviendas de alquiler para personas en situación de desahucio, según han informado en un comunicado.

Así, han recordado que durante el primer trimestre de 2013, los juzgados de Palma han tramitado un total de 376 expedientes de desahucio por alquiler o ejecución hipotecaria. Los datos de 2012 fueron de 401 desahucios y 992 lanzamientos derivados de ejecución hipotecaria.

"Parece que el problema no afecta al gobierno que preside el alcalde, Mateu Isern, que actúa a espaldas de este drama y no ha puesto marcha iniciativas para ayudar a las personas y familias en situación de desahucio", ha criticado la regidora socialista Virginia Abraham.

"Al contrario, han paralizado el único programa que, hasta la fecha, permitía al Ayuntamiento disponer de un importante bolsín de viviendas de alquiler a precios económicos", ha lamentado el regidor de MÉS per Palma Antoni Noguera.

En concreto, los grupos de la oposición reclaman la comparecencia de los regidores de Bienestar Social y Vivienda "para conocer los recursos, servicios o programas de que dispone el Ayuntamiento, el coste económico, los convenios y mecanismos de coordinación con otras administraciones y el alcance del bolsín de viviendas disponibles que gestiona el Ayuntamiento", ha explicado Abraham.

Proponer crear una comisión de trabajo

Asimismo, han presentado una proposición para reactivar el programa Palma Habitada con el objetivo principal de incorporar nuevas viviendas destinadas a alquileres social para personas afectadas por desahucios y para crear una partida presupuestaria municipal para ayudas económicas urgentes por desahucio en relación a paliar el drama de las personas y familias afectadas por esta situación, ha explicado el regidor Noguera.

Además, proponen la creación de una comisión de trabajo con representación del Patronato Municipal de Vivienda, de los Servicios Sociales municipales y de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca para ofrecer soluciones a los ciudadanos de Palma afectados por desahucios, que se reúna con carácter semanal.