El alcalde de Guadalajara, Antonio Román, ha asegurado que no cederá a los "acosos" de la Plataforma 'Stop Desahucios', a los que ha acusado de "totalitarios" y de "querer imponer algún sistema de totalitarismo comunista o fascista".

A preguntas de los medios durante una rueda de prensa, el alcalde ha asegurado que no va a recibir a la Plataforma 'Stop Desahucios' de Guadalajara, pues considera que "no se puede respaldar acciones de acoso e intimidación en lugares privados o públicos a representantes políticos de la soberanía popular".

Román ha defendido que "no se puede ceder ante aquellos que únicamente quieren hacerse una foto acosando a políticos del PP para colgarlas en las redes sociales y justificar así la eficacia de sus actuaciones".

"Soy más chulo que nadie y voy al Ayuntamiento y el alcalde me tiene que recibir en el momento en el que yo llego", ha criticado el regidor guadalajareño, en alusión a estas plataformas.

El alcalde ha denunciado que en los 'escraches' que sufrió la pasada semana "había miembros reconocidos de Izquierda Unida". Además, ha confesado verse "sorprendido por el aliento que algún miembro del Partido Socialista ha mostrado a estos acosadores. A lo mejor pasaba por allí, como el señor Valverde en Ciudad Real, pero les alentó diciéndoles que están en su derecho de gritar o a coaccionar a un representante de los ciudadanos", ha condenado.

Es por ello que Román ha mostrado su "preocupación" por que un grupo de la sociedad española "busca la confrontación, la alteración de la convivencia en una deriva de sectarismo que ya hicieron con el Prestige, el 11-M y la Guerra de Irak".

Tras recordar que en los momentos en los que ha habido más desahucios gobernaba el Partido Socialista, "esa Izquierda radical y trasnochada no se manifestaba por nada", ha dicho que el Ayuntamiento de Guadalajara ayudará a las personas que tengan procedimientos de desahucios por las vías legales.