Josep Antoni Durán Lleida
El presidente de la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso de los Diputados, Josep Antoni Durán Lleida, en la sede del Congreso Nacional en Valparaiso, Chile. EFE/Felipe Trueba

El líder de Unió, Josep Antoni Duran Lleida, ha suscrito hoy la tesis del president de la Generalitat, Artur Mas, de descartar la opción de que Cataluña apruebe una declaración unilateral de independencia, la vía que en su momento se usó en Kosovo y que Duran rechaza de plano.

Para qué responder preguntas a consultas que tal vez ni se puedan hacerDespués de que ayer Mas rechazara esta vía y, en cambio, el líder de ERC y socio de legislatura de CiU, Oriol Junqueras, no la descartara, Duran, ha recordado este lunes que "Kosovo venía de una guerra y tenía a EEUU de padrino" para justificar que fue un caso distinto al de Cataluña.

Asimismo, Duran ha respondido a las reiteradas críticas de ERC de que él obstaculiza el proceso soberanista y ha afirmado que son los dirigentes republicanos "los únicos" que ponen "palos en las ruedas" al pacto de legislatura al urgir a celebrar la consulta soberanista y amenazar con no apoyar los presupuestos de la Generalitat.

La identidad catalana no se basa en el interés económico

Sin embargo, el portavoz de CiU en el Congreso ha dicho "confiar en la palabra de los republicanos de apoyar los presupuestos", tal como está previsto en el acuerdo de legislatura aunque, ha apuntado, "esto no priva de dialogar con otras fuerzas como el PSC".

El secretario general de CiU se ha negado revelar qué opción votaría en un referendo a favor de una Cataluña independiente hasta que se defina la pregunta: "Para qué responder preguntas a consultas que tal vez ni se puedan hacer", ha remarcado.

En cuanto a las relaciones con el Gobierno central, Duran ha dicho que el diálogo sobre la consulta es "nulo" y ha descartado que el referendo pueda ser moneda de cambio de un mejor modelo de financiación, que toca por ley revisar para todas las autonomías: "La identidad catalana no se basa en el interés económico", ha remachado.

La Generalitat pide diálogo y calma

El conseller de Justicia de la Generalitat, Germà Gordó, afirmó este lunes que no ve posible una consulta de autodeterminación sin acuerdo con el Gobierno central y apeló a no ir "espitados" en el proceso, puesto que el pacto con ERC permite aplazar el calendario para la convocatoria del referéndum.

"No tenemos que ir todos espitados y nerviosos", pidió el conseller de Justicia, en una conferencia pronunciada en el Foro Europa Tribuna Cataluña, ante una audiencia formada por empresarios y personas vinculadas al mundo de la administración de justicia, en la cual ha apelado reiteradamente al diálogo.

Gordó ha recordado que una consulta de autodeterminación sólo sería posible en el marco de un acuerdo con el Estado. "No acabo de ver otra manera, se me hace difícil verla", si el Gobierno está dispuesto a acudir al Tribunal Constitucional para impedirla, ha añadido.

En este sentido, ha insistido en que el Gobierno catalán "tiene la obligación de trabajar para organizar la consulta", pero también ha recordado que el acuerdo con ERC, que permitió la investidura de Artur Mas, permite modificar el calendario para este hipotético referéndum, en un principio fijado para el año próximo.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.