Piragüistas
Foto de archivo de dos personas practicando piragüismo. Wikimedia Commons

Un hombre ha muerto este domingo al intentar rescatar a un hombre y una mujer, que habían caído al agua tras volcar su embarcación en el azud del río Guadiana cuando practicaban piragüismo cerca del club de este deporte en Badajoz.

El accidente deportivo se ha producido sobre 10 de la mañana del domingo, cuando el Centro de Emergencias de Extremadura ha recibido una llamada en la que se alertaba de que dos personas habían caído al agua al volcar su piragua en el río Guadiana en actividades programadas.

En ese momento, un hombre, A.G.V., también miembro del Club de Piragüismo y militar de la Base de Bótoa de esta provincia, se ha tirado al río para intentar salvar la vida de los palistas, especialmente la de la mujer que había quedado atrapada en el "torbellino" del azud, ha explicado el presidente del club deportivo, Adrián Ribera Solís.

Se desconocen las causas por las que volcó la piraguaDesgraciadamente, precisa, ha quedado también atrapado en el mismo, siendo finalmente los deportistas rescatados y trasladados al Hospital Infanta Cristina de Badajoz, donde se ha certificado la muerte por parada cardiorespiratoria del varón que había saltado al agua para salvar a sus compañeros.

Respecto a los dos ocupantes de la piragua, el hombre se halla en buenas condiciones; mientras que la mujer, I.L.C., se encuentra ingresada en la UCI en estado grave aunque estable, ha confirmado a Efe el Servicio Extremeño de Salud (SES).

En nombre de Club de Piragüismo, Ribera Solís ha lamentado el trágico suceso en el que se han visto implicados tres miembros del club, todos ellos con edades de en torno a los 40 años y de experiencia contrastada en este deporte.

Ha destacado que, a veces, la vida tiene "designios extraños" porque el día reunía todos los requisitos para una jornada de deporte tranquila, con "el agua y la climatología perfectas".

Por el momento, ha precisado, se desconocen las causas por las que ha volcado la embarcación, si se han saltado el azud por "imprudencia" o si no han tenido tiempo de saltar debido a la corriente.

Para efectuar este rescate, se han movilizado una unidad medicalizada con base en Badajoz, una unidad del centro de salud, una dotación de Cruz Roja, efectivos de la Policía Nacional y una dotación del Parque de Bomberos de la capital pacense.

Desde la Federación Extremeña de Piragüismo, han lamentado los "desgraciados" acontecimientos ocurridos en Badajoz y se han unido en "los profundos sentimientos de dolor de los familiares, amigos y compañeros por el fallecido".