La Fiscalía de Huelva, a la que Instituciones Penitenciarias remitió el pasado mes de febrero las actuaciones sobre el presunto desfalco detectado en la contabilidad de la cárcel onubense correspondientes al periodo 2009-2011, que ya supera los 500.000 euros, ha decidido judicializar el asunto y remitir la documentación al Decanato para que se inicien las diligencias previas en el juzgado de instrucción que le corresponda, según han informado a Europa Press fuentes judiciales.

Cuando Instituciones Penitenciarias trasladó la documentación a la Fiscalía, esta abrió diligencias informativas y ahora ha decidido remitir al Decanato toda la información, que se encargará de asignarle un juzgado que tendrá que investigar los posibles delitos cometidos.

En concreto fue la Secretaría de Instituciones Penitenciarias la que ordenó abrir una información reservada y realizar una auditoria contable del centro penitenciario de Huelva tras la aparición de estas "disfunciones contables".

Hasta la cárcel se han desplazado en estos meses varios inspectores, que han analizado todas las cuentas de manera exhaustiva e Instituciones Penitenciarias decidió suspender de empleo y sueldo a dos funcionarios por su presunta implicación en este desfase contable. En concreto se trata del exadministrador del centro penitenciario, que ocupó el cargo en el citado periodo, y del actual jefe de oficinas.

Se trata del resultado de pesquisas realizadas en el marco de una investigación abierta tras detectarse una serie de irregularidades después de que el pasado mes de noviembre se sustituyese al responsable de este centro penitenciario.

Consulta aquí más noticias de Huelva.