El 25-S rodea el Congreso
Gran número de personas en la plaza de Neptuno, en Madrid, en la protesta 'Rodea el Congreso' de la Coordinadora 25-S y la Plataforma ¡En Pie! Kote Rodrigo / EFE

Asedio. Legítima defensa. Sin DNI, sin niños. Acción indefinida. Cortes de luz, antorchas, inhabilitar cámaras. Bloque negro defensivo.

Estas y otras palabras abundan en la convocatoria y las posteriores comunicaciones que la Plataforma en Pie —una de las organizadoras del 25-S— ha difundido durante los últimos días en la Red de cara al próximo 25 de abril. Ese mismo día se celebra el aniversario de la Revolución de los Claveles de Portugal; un día después, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, tiene previsto anunciar un nuevo paquete de ajustes.

La fecha ha sido escogida para llevar a cabo una protesta principal en Madrid, de cerco a las Cortes, y otras en ciudades de "desobediencia civil" que, en última instancia, según promulgan sus promotores, supongan la dimisión del Gobierno y "la caída del régimen".

El duro vocabulario empleado y las reticencias de algunos grupos muy activos en movilizaciones sociales pasadas a apoyar esta iniciativa han suscitado dudas sobre la misma. 20minutos.es se ha puesto en contacto con la Plataforma en Pie para incluir sus valoraciones en este artículo, pero han declinado responder a las preguntas para no ser "tergiversados", según sus palabras.

Estas son algunas de las claves de la movilización Asedia el Congreso:

Una acción indefinida

La movilización del 25-A, que no ha sido notificada a las autoridades competentes —algo habitual—, tiene varias partes. Su planificación ha experimentado algunos cambios desde que el Congreso de los Diputados decidiera la semana pasada que no habría pleno ese día, algo que sus señorías justificaron por la falta de asuntos legislativos a tratar. No obstante, la esencia de la convocatoria, ratificada por la Plataforma en Pie, sigue siendo la misma.

La acción principal se desarrollará en Madrid y consistirá en acercarse al edificio del Congreso de los Diputados a las 17 horas y "asediarlo", esto es, impedir la entrada y salida de diputados y permanecer en sus alrededores de forma indefinida. Los organizadores proponen un plan progresivo en cuatro fases: rodeo, acercamiento, descentralización (con "escraches simultáneos", para los que sugieren llevar "antorchas") y un "horario de lucha diario" posterior.

Habrá tres puntos de inicio, la Puerta de Alcalá, la Plaza Emperador Carlos V y la Puerta del SolHabrá tres puntos de inicio, la Puerta de Alcalá, la Plaza Emperador Carlos V y la Puerta del Sol. La Plataforma en Pie descarta una acampada, por poco operativa, y propone turnos de 6 u 8 horas para mantener el nivel de presión durante la concentración, explican en su web. Se prevé que a la capital se trasladen personas de otras ciudades para apoyar la protesta y para ello se ha habilitado hasta una herramienta online.

La Plataforma en Pie ha destacado expresamente que se trata de una "movilización para adultos" y pide que no haya niños. Asimismo, plantea acciones secundarias y paralelas —"fundamentales"—, en Madrid y también en otras ciudades, como encierros, cortes de carreteras, "expropiaciones de alimentos y otros bienes necesarios en multinacionales", cortes de luz —salvo en hospitales—, etc. Dependiendo del tipo de acción, se recomienda que no se hagan públicas "en las redes sociales".

Quieren "conseguir la dimisión del gobierno actual, la disolución de las Cortes y de la Jefatura del Estado, y la apertura de un proceso de transición hacia un nuevo modelo de organización política, social y económica". No hay fecha de conclusión, aunque el primer objetivo sería, apuntan, resistir hasta el fin de semana. La plataforma avisa, en cualquier caso, de que la movilización no será desconvocada por ellos.

¿Quién convoca? ¿Quién apoya?

Convoca la Plataforma en Pie. Fue una de las promotoras de Rodea el Congreso, que tuvo lugar el pasado 25 de septiembre. Es un colectivo heterogéneo "que funciona por afinidad y confianza" y en el que, incluso, hay algún militante del SAT. La iniciativa ha recibido, por el momento, el apoyo expreso de una decena de colectivos, entre ellos, el de Movimiento Yo no pago, stopLOMCE, Unidad Cívica por la república o la Coordinadora 25-S, otra de las convocantes del 25-S.

Esta última plataforma, además, ha anunciado "una acción propia" dentro del 25-A que ha llamado "Escrache al Congreso" y que comenzará a las 18 horas en la Puerta del Sol. Elena, portavoz de la Coordinadora 25S, explica a 20minutos.es que entienden la iniciativa desde el principio —y al "margen de las formas"— como acertada y "necesaria", por centrarse principalmente "en el tema de la política".

La Coordinadora 25-S ha anunciado "una acción propia" dentro del 25-A que ha llamado "Escrache al Congreso"Ellos apoyan la "desobediencia civil no violenta", aclara durante la conversación. Sobre permanecer o no de forma indefinida a las puertas del Congreso, dice que la Coordinadora "no le va a decir a nadie que tiene que irse", sin embargo, explica que ese proceso buscado hacia una "transición" política no tiene que ceñirse obligatoriamente a una estancia permanente en un lugar. Ellos trabajan en otras cosas al margen del 25-A, apostilla.

Por otro lado, un miembro de la plataforma Democracia Real Ya explica a 20minutos.es que el apoyo de este colectivo al 25-A dependerá más "de los nodos, de las ciudades" que de una posible postura a nivel nacional. En Barcelona, por ejemplo, no se aprecia ningún movimiento al respecto y no se prevé un apoyo expreso, ya que se están centrando más "en mayo" y en el aniversario del 15-M. Entre las adhesiones se encuentra, de momento, Democracia Real Ya Mallorca.

La comisión Legal de AcampadaSol, rama del 15-M en Madrid, por su parte, ha difundido un comunicado diciendo que no respalda el 25-A y que no darán "cobertura técnica a dicha acción". Es decir, no habrá, como otras veces, abogados de su equipo de guardia por si hay detenidos. Hablan de los convocantes, además, como "un grupo cerrado y que rechaza abiertamente el diálogo".

Asimismo, apuntan que tampoco tienen nada que ver con el "cuestionario legal" publicado por la Plataforma en Pie, en el que se dan consejos jurídicos y se responden preguntas como "¿Qué puede considerarse Golpe de Estado?" o "¿Qué consecuencias legales puede tener ir con la cara tapada?".

La rama del 15-M en Madrid parece concentrar sus esfuerzos en la preparación del denominado "mayo global"La Plataforma en Pie se ha apresurado a decir que ya tienen un soporte legal, el de la Asociación contra la Indefensión (AUSAJ), que ofrece en su web un formulario para prestar asistencia ante eventuales detenciones. La Coordinadora 25-S se muestra dispuesta a "articular un equipo de apoyo jurídico" y prefiere no opinar sobre la decisión adoptada por la comisión de Legal de Acampadasol, ya que "no estuvo" en la reunión en la que se tomó esa decisión.

Por último, algunas asambleas del 15-M, como la de Montequinto (Sevilla) o el 15-M en Huelva sí apoyan el 25-A; en Madrid también parecen concentrar sus esfuerzos en la preparación del denominado "mayo global". El 15-M, por tanto, no tiene una postura unitaria, teniendo en cuenta la variedad de los grupos que lo forman y que personas que se consideran del movimiento participan al mismo tiempo de la Coordinadora 25-S y de la Plataforma en Pie.

La Coordinadora 25-S ha animado a la Plataforma de Afectados por las Hipotecas (PAH) y "a las Mareas" —sanidad, educación, etc.— a que se sumen a la convocatoria, pero ninguno de estos colectivos se ha pronunciado aún al respecto; de hecho, las Mareas por la Educación Pública y la Plataforma Estatal de la Escuela Pública han convocado para ese mismo día "encierros contra la LOMCE" en los centros públicos de todo el país.

Diferencias y semejanzas con el 25-S

La convocatoria del 25-S se planteó como una acción de desobediencia civil y tenía como acción principal "rodear" y caminar alrededor del Congreso de forma "no violenta". No se trataba, dijeron entonces, de una acción finalista y no se plantearon interceptar a los diputados, que ese día celebraban un pleno.

La movilización terminó con 35 detenidos y 64 heridos. Además, ocho personas fueron imputadas antes de su celebración, pero la Audiencia Nacional terminó archivando la causa. Mientras el papel de la Policía fue muy cuestionado en los medios de comunicación por algunas de sus cargas y detenciones, la Coordinadora 25-S terminó desmarcándose de la violencia en el otro lado, achacada a un grupo "minoritario" y descontrolado.  

La movilización del 25-S terminó con 35 detenidos y 64 heridosLa Plataforma en Pie deja claro en su web que no legitiman "la legalidad vigente". Aseguran que, a día de hoy, no tienen "nada que ver" con la Coordinadora 25S y dicen que algunas de las movilizaciones posteriores al 25-S que se llevaron a cabo bajo ese nombre fueron "estériles" y "vacías de contenido".

"Hay mucho miedo, pero somos claros y no queremos que nadie vaya engañado, preferimos que sepa a qué vamos. El miedo debe perderse, preferimos menos sin miedos que un millón paseando", explican. "Nos ofende que se nos pregunte si la convocatoria es pacífica o violenta, pues esa pregunta hay que hacérsela a los violentos que son ellos", añaden, insistiendo en que apoyan "la legítima defensa y la defensa activa".

Las "tácticas" defensivas

Uno de los aspectos más polémicos de la convocatoria del 25-A es el lenguaje utilizado para llamar a la movilización y las "tácticas" propuestas.

"No pensamos que el lenguaje que empleamos sea agresivo", dicen desde la Plataforma en Pie. La convocatoria, aseguran, tiene un carácter "pacífico", pero advierten de que ejercerán "la legítima defensa cuando sea necesario". Distinguen entre las personas "combativas" en primera fila y la "masa" de apoyo. Plantean una serie de escenarios posibles y lanzan "propuestas", que deberán ser asumidas de forma individual.

"Nos posicionamos en contra de ataques a pequeños comercios o bienes de las personas comunes", explican; animan a dejarse el DNI en casa y dicen no ser partidarios de las sentadas ni los cordones de seguridad. No debe haber niños, dicen.

Ofrecen indicaciones, asimismo, para practicar una resistencia pasiva en zonas como la plaza de Neptuno, pero también hablan del bloque negro o black block, una táctica empleada por algunos grupos en manifestaciones desde los años 70 y 80, que incluye, entre otras cosas, vestir y cubrirse la cara con algo negro, práctica que, por cierto, se ha visto recientemente en las protestas en Egipto.

En Facebook se ha creado el 'Movimiento de apoyo no violento al 25-A'"Según algunos activistas que participan en los bloques negros, ellos no utilizan la violencia contra personas; sí lo hacen a veces hacia símbolos del poder político (...) es factible que el 25-A algunas personas decidan emplear esta táctica, por tanto es bueno que todo el mundo esté informado de su función para que nadie se asuste", dicen. Esta práctica debe llevarse a cabo, recomiendan, "en las callejuelas aledañas al edificio asediado".

Si durante el acercamiento al Congreso este "se vacía" —es decir, si los diputados consiguen salir—, la Plataforma en Pie propone "transgredir el cordón policial" y llevar a cabo una "liberación simbólica, poniendo por ejemplo banderas de Congreso liberado".

Si la policía actúa, comenzarían los "escraches simultáneos a personalidades" en grupos de 50 personas. "Es probable que, de llegar a esta fase se llegue por la noche, por lo que puede que a algunas personas les apetezca llevar antorchas", apuntan. En la web de la Plataforma en Pie varios usuarios mantienen vivo el debate sobre la idoneidad de la convocatoria con sus comentarios; en Facebook se ha creado un Movimiento de apoyo no violento al 25-A.

Encuesta

¿Estás de acuerdo con la convocatoria 'Asedio al Congreso' de este 25-A?

Sí, las protestas deben ser violentas para lograr los objetivos marcados.
27,25 % (1165 votos)
No, tiene pinta de que será muy violenta. Las protestas deben desarrollarse solo de forma pacífica.
30,05 % (1285 votos)
Hay que manifestarse de forma pacífica, pero si la policía actúa violentamente, se debe responder de igual forma.
42,7 % (1826 votos)