Empadronan a 500 inmigrantes en un día con los nuevos documentos

La oficina del padrón registró largas colas desde primera hora de la mañana.
Cientos de inmigrantes hicieron cola en Periodista Azzati.
Cientos de inmigrantes hicieron cola en Periodista Azzati.
Rebeca Argudo
Veinte extranjeros del centro de Zapadores protestan con una huelga de hambre porque dicen que les impiden regularizarse.

El Ayuntamiento de Valencia emitió ayer 500 certificados de empadronamiento por omisión, fórmula válida para los inmigrantes que están en España desde antes del 8 de agosto de 2004 (requisito indispensable para acogerse al actual proceso de regulación), pero que no se empadronaron por miedo o porque, dicen, les pusieron trabas.

La oficina del padrón registró largas colas desde primera hora. Muchos extranjeros se animaron a iniciar el papeleo después de que el Consejo de Empadronamiento aprobara el viernes que pueden acreditar su estancia en España desde antes del 8 de agosto de 2004 con estos documentos (original o copia compulsada): solicitud de empadronamiento no resuelta o denegada, tarjeta sanitaria, solicitud de escolarización, informe de los Servicios Sociales o prueba de que se recibe una ayuda social, alta laboral, petición de asilo o cualquier notificación por la Ley de Extranjería.

La espera se alargó más de lo normal porque los funcionarios tenían que empadronar a los inmigrantes con fecha de ayer, expedirles el correspondiente certificado de empadronamiento, con la misma fecha, comprobar que aportaban uno de esos documentos y adjuntarlo.

Para denunciar que no pueden completar su proceso de regularización al estar internos en el centro para extranjeros de Zapadores, 20 rumanos están en huelga de hambre desde ayer. La Policía Nacional cree que es un ardid más para retrasar su repatriación.

De otro lado, el Gobierno anunció ayer que repartirá proporcionalmente 120 millones entre las comunidades y ayuntamientos con más inmigrantes empadronados y con mayor número de menores extranjeros escolarizados.

Peter Amrukuh. 22 años, natural de Ghana. «Llevo dos horas haciendo cola. No entiendo por qué nos hacen estar aquí con el sol que hace en lugar de dejarnos esperar dentro. Si fuéramos españoles nos dejarían pasar».

Cristina Riter. 35 años, natural de Rumanía. «Llevo aquí dos horas y media. Trabajo en la hostelería pero no me había empadronado porque desconocía el sistema. Voy a pedirlo por omisión con el alta de la Seguridad Social».

Ilyas Mohammad. 45 años, natural de Pakistán. «A las 6 de la mañana ya estaba en la cola. Vivo aquí desde 1991. Hace seis meses que trabajo y estoy dado de alta en la Seguridad Social, pero no querían empadronarme. Ahora espero conseguirlo».

24.073 solicitudes de regularización se han presentado en Valencia provincia. El 7 de mayo acaba el plazo

Mostrar comentarios

Códigos Descuento