Los diputados mexicanos de ambos bandos conviven en la Cámara en la que Calderón ha de jurar su cargo

  • Tras la batalla campal de ayer, han pasado ya 24 horas encerrados, alternando riñas y cánticos.
  • La televisión mexicana emite ininterrupidamente este altercado.
  • Varios legisladores de ambos partidos custodian la tribuna.
  • El Príncipe Felipe llegó a México para asistir a jura del cargo de Calderón, si ésta finalmente se produce.
Los legisladores pasaron de esta guisa la noche en la Cámara de México. (EFE)
Los legisladores pasaron de esta guisa la noche en la Cámara de México. (EFE)

Los diputados de izquierda y de derecha de México conviven desde hace 24 horas en la tribuna de la Cámara Baja, enfrentados por la ceremonia de investidura del conservador Felipe Calderón como presidente del país.


Los legisladores pasaron juntos la noche del martes después de
haber iniciado una trifulca en la tribuna del Congreso, donde está previsto que Calderón
jure el cargo mañana.

No todo han sido golpes. Como colegiales,
los diputados cantaron un corrido del español, Joaquín Sabina, que dice "Y nos dieron las diez (...) las dos y las tres, y desnudos al anochecer nos encontró la luna."

"Reality show"

Según los izquierdistas, fueron los legisladores del conservador, Partido Acción Nacional (PAN), quienes tomaron inicialmente la tribuna, y éstos dicen que sólo intentaron defenderla de una ocupación de los diputados del Partido de la Revolución Democrática (PRD), quienes anunciaron que impedirán el acto ceremonial de Calderón.

Después de tres rondas de choques a golpes y patadas, los legisladores de ambos bandos comparten, gruñiendo, el estrado y ninguno ha querido ceder, pero desde hace horas cesaron los golpes por un pacto verbal de no agresión, en lo que sus dirigentes hallaron una solución al conflicto.


Este conflicto ha sido llamado "reality show", ya que el canal de televisión del Congreso ha transmitido casi ininterrumpidamente el grotesco espectáculo que ha estado aderezado de riñas e insultos, pero también de largas horas de
aburrimiento.

Las cámaras de televisión del Congreso mostraron a algunos legisladores mientras dormían, a otros que comían, y a la mayoría de ellos que hablaban por teléfono móvil, e incluso fumaban.

Los más previsores pidieron a sus colaboradores o familiares que les llevaron
sacos para dormir, otros almohadones para pasar una noche más confortable, pero hubo quien durmió en su escaño.

El diputado Javier González, del PRD, llevó incluso un pijama, y el gesto hizo que algunos legisladores le preguntaran en broma con quién iba a pasar la noche.

No se ha visto en las cámaras, pero según medios de prensa, algunos diputados recurrieron a
botellas de plástico para orinar, pues los dos baños que hay detrás de la tribuna son pequeños y no dan abasto.

Tribuna tomada

En la Cámara, que cuenta con 500 escaños, el PAN ocupa 206 escaños y el PRD 127, además éste último partido ha formado una alianza con Convergencia, con 17 diputados; y el Partido del Trabajo, con doce.


La tribuna está tomada por 33 legisladores de ambos partidos, incluidas cinco mujeres del PAN y 17 del PRD.

La sala está sucia, llena de recipientes de refrescos y envolturas de comida rápida. Además, comienza a percibirse un
olor pestilente.

Los legisladores de ambos partidos han declarado en diferentes momentos que están dispuestos a permanecer en el recinto hasta el 1 de diciembre, los conservadores para permitir la ceremonia de investidura, y los izquierdistas para impedirla.

El Príncipe, en Mexico

El Príncipe de Asturias llegó anoche al aeropuerto internacional Benito Juárez de México en un avión de la Fuerza Aérea española, procedente de Guadalajara, para asistir a la toma de posesión del nuevo presidente mexicano, Felipe Calderón, si esta se produce, como está previsto, mañana.

Don Felipe viajó acompañado por la secretaria de Estado para Iberoamérica, Trinidad Jiménez; los directores generales de Política Exterior para Iberoamérica, Javier Sandomingo, y del Instituto Español de Comercio Exterior (ICEX), Pedro Moriyón, y la embajadora española en México, Cristina Barrios.

El Príncipe representará a España en los actos del relevo en la presidencia de México; tiene previsto entrevistarse con Felipe Calderón y con el jefe de Estado saliente, Vicente Fox.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento