Pleno del Ayuntamiento de Madrid
Varios concejales manipulan sus teléfonos y dispositivos móviles durante una intervención de Ana Botella en el pleno del Ayuntamiento de Madrid. Ayuntamiento de Madrid - Archivo

El Ayuntamiento de Madrid va a destinar 7,4 millones de euros en los próximos cuatro años (1,8 anualmente) para pagar las 4.844 líneas de telefonía móvil que tiene contratadas para sus concejales, cargos de confianza, gestores de sociedades públicas y funcionarios.

Así figura en el nuevo contrato mixto de servicios de telecomunicaciones y equipamiento que el Consistorio ha adjudicado a Telefónica (siete lotes) y Ono (un lote) y que fue publicado en el Boletín Oficial del Estado el pasado lunes.

El acuerdo, que estará vigente durante cuatro años y que es un 54% más barato que el firmado en 2007, alcanza un importe total de 43,2 millones (43.266.869,59 euros). Además de los móviles, incluye la plataforma telefónica de atención al ciudadano, los puestos de conexión a Internet desde las bibliotecas municipales, las líneas de fax, la web municipal y las retransmisiones de los plenos y las ruedas de prensa tras la Junta de Gobierno, entre otros.

El Consistorio usa otras 2.650 líneas para controlar el alumbrado públicoLas 4.844 líneas móviles se dividen por categorías. El Ayuntamiento cuenta, en cifras municipales aproximadas, con 1.100 terminales de nivel especial (tipo PDA de las marcas HP, HTC, QTEK, Motorola o TSM) y 500 de categoría alta (iPhone, BlackBerry, HTC, Nokia). El grueso de la cifra lo componen, sin embargo, 2.300 aparatos de la gama básica media, usados, únicamente, para hacer llamadas o enviar mensajes de texto (SMS).

Eso, en lo referente a teléfonos, porque el Consistorio también cuenta con una docena terminales de enlace, 450 módem portátiles para conectarse a Internet, 15 router, 370 módulos y 30 tabletas de última generación modelo Galaxy de Samsung.

Adicionalmente, a marzo de 2012 existían 2.650 líneas M2M (Machine to Machine o Máquina a Máquina) para telecontrol del alumbrado público.

¿Quiénes los usan?

Gozan de dispositivos con red móvil los concejales de todos los grupos y el personal encargado de las relaciones internacionales, además de otros altos cargos. Sin embargo, el 98% son líneas del personal municipal que las usan para realizar su labor diaria. Ello incluye los servicios de Seguridad y Emergencias.

Informática del Ayuntamiento de Madrid vigila que no se produzcan sobrecostesAlgunos de ellos tienen más de un dispositivo o combinan varios de distinto tipo (por ejemplo, ordenador y teléfono móvil). Sin embargo, no todos pueden usarlo con la misma libertad, porque solo 80 admiten conexiones internacionales y unos 2.500 (el 50% del total) las tienen restringidas únicamente a números corporativos o dispositivos concretos, según un portavoz.

Además, el Ayuntamiento obliga a la adjudicataria del servicio (en este caso, Telefónica) a imponer límites. Ello incluye restricción del tráfico de datos y de llamadas y el envío de un correo electrónico de aviso a los responsables municipales (en este caso, a la agencia pública Informática del Ayuntamiento de Madrid, AIM) cuando se sobrepasa el tope de consumo. El objetivo es paliar "el riesgo de un incremento excesivo del gasto público".

100 "usuarios VIP"

El contrato con Telefónica contiene otras particularidades. Entre otras, fija la creación de un servicio técnico y de atención exclusivo para "100 usuarios VIP" elegidos entre los altos cargos del Ayuntamiento. Estos especialistas podrán ser requeridos al lugar que desee el usuario y deberán completar la asistencia de configuración con una breve explicación sobre las nuevas funcionalidades.

El contrato establece que los teléfonos deberán tener todo tipo de accesoriosEl Ayuntamiento obliga a la concesionaria a renovar todo el parque de terminales. Los nuevos móviles deben estar disponibles en un plazo máximo de tres meses desde la firma del contrato. Estos no pueden ser teléfonos cualesquiera. La Administración exige cinco gamas (Alta, para aparatos con pantallas de hasta 7 pulgadas o superior; Media, Básica, Enlace y Especial, para PDA con pantalla de 3,5 pulgadas o superior) y la posibilidad de elegir modelos inteligentes (smartphone) entre varias marcas punteras.

Sin coste adicional, los equipos incluirán baterías adicionales, manos libres, bluetooth, tarjetas de memoria flash, cargadores de pared y coche y cables para la conexión al ordenador. Podrán exigirse fundas para cada PDA, antivirus y tarjetas SIM preactivadas de repuesto. Estas deberán permitir operar con dos números a un tiempo: el profesional y el personal de cada usuario.

A nivel de configuración, los aparatos tienen que estar preparados, según los casos, para acceder a las distintas redes internas municipales, consultar el correo electrónico y recibir mensajes enviados de forma masiva desde los servidores propios.

Si los equipos quedan obsoletos por la aparición de modelos superiores, el Ayuntamiento se reserva el derecho a exigir el cambio.

Barcelona, 4.000 líneas

En datos de diciembre de 2012, el Ayuntamiento tenía en nómina a 29.475 personas, de los cuales 24.759 (un 84%) son funcionarios, 4.421 son empleados públicos y (15%) y 213 son eventuales-personal de confianza (0,8%). Entre los funcionarios están los administrativos, policías, bomberos o trabajadores de los polideportivos. Ello significa que, si se asignase un aparato por trabajador, el 15% de la plantilla tendría una línea móvil a su disposición.

Un Ayuntamiento comparable al de Madrid como es el de Barcelona cuenta con 4.000 líneas de telefonía móvil. Estas se dividen en 2.385 teléfonos o PDA y 1.615 terminales de datos. En el caso de la Ciudad Condal, el contrato es por dos años en lugar de cuatro y el coste es de 1,4 millones anuales (2.871.330 euros en total).

Consulta aquí más noticias de Madrid.