La miembro de la Plataforma por la Renta Básica en Extremadura María Luisa Prudencio ha considerado una "cacicada" la prohibición de entrar en el Parlamento extremeño a algunos miembros de dicha agrupación.

En declaraciones a los medios a las puertas de la cámara legislativa regional, Prudencio ha considerado que, con esta decisión, se ha ejercido como "auténticos caciques", ya que "no" han dado "ninguna razón" que explique por qué no pueden entrar a la sede parlamentaria a mantener una reunión con diputados regionales.

Miembros de la Plataforma por la Renta Básica en Extremadura iban a mantener este miércoles una reunión con responsables políticos de los grupos parlamentarios del PSOE y de IU, y que finalmente se han tenido que celebrar en la calle ante la imposibilidad de desarrollarla en las sedes de los grupos.

Cabe recordar que el presidente del Parlamento de Extremadura, Fernando Manzano, ha confirmado en Badajoz su "decisión de prohibir la entrada, de momento", a las dependencias parlamentarias a siete personas que este lunes irrumpieron en la Cámara regional, tras celebrarse el acto con motivo del Día Internacional del Pueblo Gitano, para reclamar la Renta Básica.

Prudencio ha considerado este hecho como "inaudito" y una "cacicada impresionante" y ha indicado que es como si el Parlamento de Extremadura fuera un "cortijo particular y ellos fueran los señoritos del cortijo".

Al mismo tiempo, ha asegurado que no van a "cesar" en la idea de "señalarles con el dedo" porque "no están trabajando bien" y porque "son los responsables", así como de "exigirles" lo que Extremadura "se merece, porque no se merece que la gente esté pasando hambre".

De esta manera, desde la "vulnerabilidad de la tela de campaña" de los distintos campamentos instalados en varios municipios de la región como Mérida, Plasencia o Almendralejo, María Luisa Prudencio ha reiterado que los representantes de los extremeños "no lo están haciendo bien".

Preguntada por los medios sobre la decisión del presidente del Parlamento de Extremadura de impedir la entrada, Prudencio ha indicado que "no" hicieron "nada" y que fue "al término" del acto con motivo del Día Internacional del Pueblo Gitano cuando gritaron consignas como 'En Extremadura, Renta Básica' o 'El pueblo unido jamás será vencido'.

"Bien es cierto que la gente a la que están amenazando de desahucio, que la gente que no tiene agua, que la gente que no tiene luz, que la gente que manda a sus niños sin desayunar a la escuela está dispuesta a hacer lo que sea, nosotros estamos tratando de negociar", ha indicado.

Así ha recordado que ha cursado varias peticiones de reunión con el presidente del Gobierno de Extremadura, José Antonio Monago, y con miembros del Grupo Parlamentario Popular.

"Si es por eso, que no nos lo han dicho, repito, si es por eso, dónde vamos a ir a gritar, la libertad de expresión cómo nos la comemos. O sea que aquí se ha acabado la libertad de expresión, aquí nos tenemos que sentar en la calle a hacer el parlamento en la calle, a nosotros no nos importa, hemos pasado un invierno muy crudo debajo de la tienda de campaña, estamos dispuestos a lo que haga falta pero que esto se consiga (Renta Básica), que los derechos humanos se cumplan en Extremadura", ha indicado.

Consulta aquí más noticias de Badajoz.