La Comisión de Administración Local y Relaciones Institucionales del Parlamento andaluz ha aprobado este miércoles una proposición no de ley del PSOE-A por la que muestra su posición favorable a la retirada del anteproyecto de ley para la racionalización y sostenibilidad de la administración local. Este punto de la iniciativa ha contado con el apoyo de IULV-CA, mientras que el PP-A lo ha rechazado.

Con los posición en contra también del PP-A, se ha instado al Gobierno andaluz, con los votos de PSOE-A e IULV-CA, a dirigirse al Ejecutivo central para abrir un proceso de negociación con todos los grupos parlamentarios y con las federaciones de municipios que permita abordar la reforma de las leyes que regulan el mundo local garantizando la autonomía local y los derechos sociales de los ciudadanos; a plantearle que cualquier reforma que afecte a las entidades locales cuente con la participación de las mismas tanto directamente como a través de las comunidades autónomas en el ámbito de sus competencias establecidas en el Estatuto, y para que flexibilice los objetivos de déficit para las entidades locales.

De otro lado, se ha aprobado por unanimidad instar a la Junta a transmitir a los ayuntamientos y a sus vecinos, especialmente a aquellos de los municipios más pequeños, su apoyo y reconocimiento por la labor que vienen realizando para mantener vivo el territorio para toda la sociedad.

En defensa de la iniciativa, el diputado del PSOE-A Manuel Jiménez Barrios ha manifestado que la reforma local que ha planteado el Gobierno de la Nación supone intervenir y vaciar de competencias a una gran mayoría de las entidades locales, y pone en peligro y hace más frágil nuestra democracia.

Ha indicado que el Gobierno central, lejos de atender las demandas históricas de los alcaldes y de las federaciones de municipios, con su propuesta de reforma local va a "deslocalizar y alejar" a los vecinos de los servicios que prestan hoy estos municipios, y va a eliminar las competencias propias de los ayuntamientos, con el traspaso de las mismas y de recursos financieros a las comunidades.

Para Jiménez Barrios, otra de las consecuencias más alarmantes de la aplicación de esa reforma es que a través del "desmantelamiento del sector público local, se pondrá en peligro un número importante de empleos públicos en Andalucía".

Por su parte, el diputado del PP-A Manuel Martínez ha indicado que la iniciativa del PSOE es "confusa, contradictoria y alarmista", ya que parte de premisas falsas y se inventa medidas que no existen.

Ha indicado que es falso decir que la reforma local del Gobierno central vacía de competencias a los ayuntamientos; que pretende privatizar servicios o que supone una intervención del Estado sobre los entes locales.

El diputado de IULV-CA Juan Serrano ha criticado que se trata de una reforma que se hace sin contar con los ayuntamientos o con las comunidades y que se hace a espaldas de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP). A su juicio, esta reforma no es útil, porque no se da ninguna respuesta a los problemas que tienen los ayuntamientos y no les permite tener lo que más necesitan, que es más financiación, más transparencia, cercanía y democracia.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.