Lo Scrapes Her Knee, 1974-1975
"Lo se rasca la rodilla", uno de los grabados de Graham Ovenden © Graham Ovenden

Un tribunal inglés ha encontrado culpable de cuatro delitos sexuales contra niñas al pintor y fotógrafo Graham Ovenden, una celebridad nacional con obras en los principales museos públicos y galerías del Reino Unido. Según la sentencia, que ha sido recurrida por el artista, las menores, de entre seis y catorce años, fueron víctimas de la "conducta indecente" de Ovenden, que tiene 70.

Los delitos, declarados probados por el fallo de un tribunal de la localidad de Truro, en Cornualles, ocurrieron entre 1972 y 1985. Las cuatro firmantes de la denuncia, que ahora son mujeres mayores de edad, declararon en las sesiones de la vista que Ovenden les vendaba los ojos, les ordenaba que se desnudaran, las obligaba a posar de manera lasciva, se bañaba con ellas y las invitaba a que le masturbasen.

Posible pena de cárcel

El artista, que está en libertad bajo fianza, se ha declarado inocente, ha recurrido la decisión de la primera instancia judicial y afirma que es víctima de una "caza de brujas". En el caso de ser confirmada la decisión de culpabilidad, Ovenden tendría que hacer frente a una condena de prisión.

"Lo sentimos, pero esta obra no está disponible", dice la web de la Tate Una vez dictada la sentencia algunas instituciones inglesas han reaccionado. La galería pública londinense de arte contemporáneo Tate ha retirado de su colección online los 34 grabados del artista. Cuando se introduce el nombre de Ovenden en el motor de búsqueda de la sede virtual, aparecen los títulos y características de las obras, pero no las imágenes, en cuya caja figura la leyenda: "lo sentimos, pero esta obra no está disponible".

"Un artista de nota"

"Graham Ovenden es un artista de nota, cuyo trabajo se ha mostrado ampliamente durante más de cuarenta años", ha explicado un portavoz de la galería, que atesora la mayor colección de obras de Ovenden en un solo museo. La misma fuente agregó que, "sin embargo, tras su condena, la Tate está buscando más información y está revisando la presentación online" de los cuadros y grabados, algunos de turbador contenido, sobre todo niñas en posturas de clara intención sexual. Según la Tate, "hasta que esta revisión se complete, las imágenes no estarán disponibles en la web y las obras no se podrán ver con cita previa".

Ovenden vende cada cuadro a un precio medio de 30.000 euros La decisión del museo, uno solo de los muchos con obras del reputado artista, cuya cotización rondaba las 25.000 libras esterlinas de precio medio por pieza (casi 30.000 euros), ha sido apenas la primera consecuencia de la sentencia. Ahora se ha desatado en el Reino Unido una polémica sobre la cobertura a Ovenden por parte de influyentes artistas, críticos y marchantes que salieron en su defensa en el pasado.

Detenido en 1994 y 2009

Cómo la clase dirigente del arte ayudó al pintor pedófilo Graham Ovenden a salir impune de abusos a menores durante 20 años, titula el Daily Mail un largo artículo en el que recuerda que Ovenden fue detenido por la policía en 1994 y 2009, acusado de posible abuso de menores y tenencia de pornografía infantil, respectivamente.

El pintor acusó a la Policía de manipular las imágenes que encontraron en el ordenador En ninguna de ambas ocasiones prosperaron las actuaciones de Scotland Yard y Oveden no fue llevado ante el juezprocesado. El artista llegó a ufanarse hablando de que salía triunfante de la guerra de "la Brigada de Publicaciones Obscenas contra el arte" y acusó a los agentes de manipular las imágenes que encontraron en su ordenador.

David Hockney y Peter Blake, defensores

Ahora vuelve a recordarse que personajes de la élite artística inglesa defendieron entonces y en público la inocencia del artista, entre ellos los pintores David Hockney y Peter Blake, dos nombres sagrados del arte pop del siglo XX. Los amigos de Ovenden llegaron a comparar el caso con la persecución y encarcelamiento a los que fue sometido en el siglo XIX el escritor Oscar Wilde.

La desnudez es parte del estado de gracia de los niños Durante el proceso, Ovenden acusó a la fiscalía de actuar con un ánimo "neurótico", negó la indecencia de las obras, aseguró que los padres de las niñas estaban presentes cuandos éstas se desvestían, alegó que la desnudez infantil es parte de su "estado de gracia" ("no nacemos con pantalones, faldas, camisas y zapatos y una de las grandes cualidades del arte es regresar al Jardín del Edén") y admitió que vendaba los ojos a las modelos, pero como referencia al sentido de "revelación" cristiano.

Las mujeres que acusaron al pintor de abusos declararon que tardaron tanto en atreverse a denunciar porque hasta ahora no eran capaces de soportar las consecuencias de la publicidad derivada del juicio.