Declaran los imputados por la muerte de un bebé en Almería
Declaran los imputados por la muerte de un bebé en Almería. EP

Jonathan Moya, principal imputado por secuestro y asesinato en Almería de una niña de 16 meses, ha declarado hoy ante el juez que la madre de la menor tuvo "conocimiento de muchas cosas de este asunto" y ha acusado de la muerte a dos personas relacionadas con la prostitución.

El letrado del joven de 25 años, José Ramón Cantalejo, ha narrado a los periodistas parte de la declaración que su cliente ha ofrecido esta mañana en la Ciudad de la Justicia de Almería, en la que ha defendido su inocencia "porque no hubo secuestro, la madre vino voluntariamente y siempre tuvo conocimiento de dónde estaba la niña".

Jonathan Moya ha negado su participación en los hechosEl abogado ha informado asimismo de que los resultados preliminares de la autopsia indican que la niña presentaba evidencias de que se le había aplicado tracción mecánica en el cuello además de un golpe en la cabeza y que "hubo asfixia y golpe".

Según Cantalejo, Moya ha negado su participación en todo momento y ha asegurado que no estaba presente durante el desarrollo de los acontecimientos porque a la menor "se la llevaron otros" y que "ni siquiera falleció la niña delante de él".

Ha relatado que en su declaración su cliente ha dicho no haber denunciado antes esta situación por "miedo y presiones". "Es gente bastante peligrosa relacionada con el mundo de la prostitución porque parece que la madre ha estado dedicada a estos menesteres", ha proseguido.

Además Moya ha exculpado por completo a Raúl R.F., su amigo y segundo imputado en este proceso, y ha acusado "claramente" en su lugar a esas dos personas, cuya identidad no ha trascendido, y ha relacionado a la madre con los hechos.

Una semana de secuestro

Los imputados por el secuestro y asesinato de la bebé de 16 meses natural de La Palma del Condado (Huelva) en Almería, Jonathan Moya González y su amigo Raúl R.F., ambos de 25 años, han sido citados hoy a declarar ante el Juzgado de lo Penal número 2 de Almería.

A Jonathan Moya González y Raúl R.F. se les imputa un delito de asesinato y otro de detención ilegal en el caso del primero de ellos.

Este nuevo paso en el proceso judicial se produce después de que el pasado jueves el juez instructor levantase el secreto de sumario sobre las diligencias de la causa, por la que permanecen en prisión preventiva ambos jóvenes.

Jonathan fue detenido el pasado 27 de diciembre en un cortijo de su familia en Abrucena (Almería), donde trataba de ocultarse, una semana después del rapto de la menor.

Moya está condenado a dos años de prisión por apropiación indebida La madre de la pequeña, natural de La Palma del Condado, mantenía una relación con Jonathan y se había trasladado a Almería para pasar unos días, cuando se produjo el secuestro.

Tras su detención, el cadáver de la menor fue hallado en una balsa de agua situada cerca de la A-92, en la misma zona de la provincia donde se produjo el secuestro, y horas después fue arrestado su amigo Raúl R.F., imputado por haber encubierto el crimen y que también se encuentra en prisión.

Fuentes cercanas a la investigación informaron de que la autopsia preliminar practicada en el Instituto de Medicina Legal de la capital almeriense concluyó que la niña murió con casi total probabilidad de un fuerte golpe en la cabeza unos días después del secuestro.

Por otra parte, Moya González aceptó ayer dos años de prisión por un delito de apropiación indebida de un vehículo cuya adquisición había acordado con los propietarios a cambio de un pago mediante transferencia de 10.000 euros, que nunca efectuó.

El de ayer fue el tercer juicio que ha afrontado Jonathan Moya en tan solo mes y medio, después de que el Juzgado de lo Penal número 1 de Almería le haya condenado recientemente a sendas penas de un año y dos años de prisión por dos delitos de estafa en la compraventa de vehículos.

Consulta aquí más noticias de Almería.