José Luis Sampedro
Fotografía realizada en 2011 del escritor barcelonés José Luis Sampedro. Efe

La noticia de la muerte del escritor José Luis Sampedro, que falleció en la madrugada del lunes en Madrid, ha dejado dolor entre sus allegados y condolencias en las redes sociales.

Que se le llore lo menos posible y que se siga luchando lo máximo posible "Que se le llore lo menos posible y que se siga luchando lo máximo posible", ha pedido la viuda de Sampedro, Olga Lucas. "Nos dijo que quería beberse un Campari, así que le hicimos un granizado de Campari. Me miró y me dijo: 'Ahora empiezo a sentirme mejor. Muchas gracias a todos'. Se durmió y al cabo de un rato se murió", ha relatado su viuda.

Ha muerto feliz y "como ha vivido: con sencillez y falta de publicidad", algo que era un deseo expreso que había dejado escrito. "Le daba pavor el circo mediático en torno a la muerte de los famosos" y por eso dejó escrito que solo debían anunciar su muerte "cuando ya estuviera incinerado", cuenta Olga Lucas.

Ha explicado que el escritor había asumido con naturalidad la muerte, "dentro de que no le apetecía morirse". "Decía que tenía miedo a fallar, a no saber hacerlo con dignidad, pero no tenía miedo a morirse", ha añadido. Para su viuda, vivir al lado de Sampredro ha sido "vivir al lado de una nube de cariño". "Ha sido un privilegio estar a su lado", ha concluido.

El que fuera su editor durante los últimos diez años, Ángel Lucía, ha expresado también su tristeza ante la desaparición del autor "más interesante y mejor persona" que ha conocido.

"De toda mi carrera es el escritor de quien más he aprendido y al que más he querido", ha revelado Lucía, antes de recordar la humildad y cercanía que demostraba el escritor condecorado en 2011 con el Premio Nacional de las Letras. "La primera vez que trabajé con él apenas me atrevía a decirle mis opiniones y me asombró la frescura y la facilidad con las que las acogió. Era una persona extraordinariamente abierta, cercana, humilde, muy inteligente y amante apasionado de la libertad, del poder de ser quien quería".

El poeta ovetense Antonio Gamoneda ha lamentado la muerte de la cabeza "más lúcida del país" y de un artista "comprometido" con España y de férreos principios ideológicos.

Nunca dejó de decir lo que pensaba de los gobierno y los sistemas políticos Por su parte, la novelista Rosa Regás ha recibido con "muchísima tristeza" la noticia y ha descrito a su compañero como "uno de los pocos intelectuales comprometidos con los que ocurría a su alrededor".

"Nunca dejó de decir lo que pensaba de los gobiernos, de los partidos políticos, de los sistemas políticos...", rememoró.

El dibujante Forbes ha dedicado su viñeta diaria al humanista, en la que le agradece "haber llevado la tocayez con humanismo, sencillez, solidaridad y honestidad", y el poeta Luis García Montero ha subrayado su "bondad, respeto y cercanía".

"Líder de opinión", le ha descrito el cantautor Pedro Guerra, y "una especie de Ghandi", según el escritor Luis Goytisolo, mientras que Almudena Grandes ha preferido referirse a su manera de "conectar con la juventud".

Internet también ha homenajeado al escritor convirtiendo su nombre en 'trending topic' (término más comentado en la red social Twitter).  En ese foro, algunos lectores han agradecido al autor los buenos ratos pasados con sus obras... y los malos, también: "Me encerraba en la biblioteca, no podía parar de leer Octubre, Octubre. Suspendí exámenes... feliz", confiesa la usuaria @aliciaaviles.

La Real Academia de la Lengua, en la que Sampedro ocupaba el sillón F, ha anunciado una jornada de luto.

* Encuentra la obra de José Luis Sampedro en PopularLibros.