El Juzgado de lo Mercantil número 3 de Valencia ha declarado la disolución de las empresas Alboraya Motor S.L. y Elite Fracción S.L., ambas pertenecientes al grupo automovilístico Antonio Vicente y que estaban inmersas en concurso de acreedores, al igual que las mercantiles Talleres Antonio Vicente, Alquileres Antonio Vicente, Guconsa Auto y Auto Élite.

De acuerdo con la información publicada este martes en el Boletín Oficial del Estado (BOE), el pasado 11 de marzo se dictó un auto en el seno del proceso concursal por el que se dejaban en suspenso las facultades de administración y disposición de los administradores de ambas mercantiles y se declaraba su disolución.

Esta decisión conlleva el cese de la administración societaria, que será sustituida por el administrador concursal Juan Vicente Olarte Madero, aunque podrá continuar en la representación de la concursada en el procedimiento e incidentes en los que sea parte.

Según las mismas fuentes, en un plazo de 15 días a contar desde la notificación de esta resolución, deberá presentar en el juzgado en el que se siguen estos procedimientos un "plan adecuado" para la realización de los bienes y derechos de la concursada que forman parte de la masa activa del concurso.

Igualmente, el auto publicado en el BOE recoge que procede el vencimiento anticipado de los créditos concursales aplazados y la conversión en dinero de los créditos realizables.

Consulta aquí más noticias de Valencia.