CAF y el Grupo Revenga se han adjudicado en consorcio la instalación de los sistemas de seguridad y telecomunicaciones de un tramo del Eje Atlántico de Alta Velocidad (AVE) por un importe de 10,2 millones de euros, según informaron las empresas.

El contrato afecta al trazado de este corredor comprendido entre Vigo y Soutomaior (Pontevedra). El plazo de ejecución de las obras es de once meses.

CAF, a través de su filial tecnológica CAF Signalling, cuenta con una participación del 60% en el consorcio adjudicatario, mientras que el Grupo Revenga ostenta el 40% restante.

El consejero delegado de esta última compañía, Arturo Revenga, destacó en un comunicado que este contrato, sumado a otros proyectos conseguidos en los últimos meses, como el sistema de calefacción de agujas ferroviarias de un tramo de ferrocarril en Turquía, "confirman la competitividad" de sus tecnologías y soluciones.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.