La ONU advierte a Corea del Norte de que no efectúe una nueva provocación

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.
El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.
Mark Garten/ONU/ EFE

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, advirtió este lunes a Corea del Norte de que no emprenda "acciones provocadoras" como la posible realización de una próxima prueba nuclear.

Ban, que realiza una visita oficial a Holanda, pidió a las autoridades norcoreanas que "no tomen medidas que puedan ser una nueva provocación", señaló a la prensa tras una reunión con el ministro de Exteriores holandés, Frans Timmermans.

El máximo responsable de la ONU señaló también, según recogió la agencia ANP, que no tiene información específica sobre las posibles nuevas pruebas nucleares de Pyongyang.

También reiteró su petición al Gobierno de Corea del Norte para que "se atenga" al cumplimiento de las resoluciones de Naciones Unidas, al tiempo que expresó su preocupación por la retórica que emplea el régimen norcoreano.

Corea del Norte hizo el pasado 12 de febrero una prueba nuclear, la tercera y la más potente tras las realizadas en 2006 y 2009, lo que tres semanas después le reportó nuevas sanciones económicas y comerciales de la ONU.

Ban subrayó también que las autoridades de Pyongyang "no pueden continuar confrontando y desafiando la autoridad" del Consejo de Seguridad de la Naciones Unidas y a la comunidad internacional.

El Consejo de Seguridad de la ONU aprobó hace un mes nuevas sanciones contra Corea del Norte por su programa nuclear, para lo que contó con el apoyo unánime de sus cinco miembros, incluido Pekín, que en esta ocasión se pronunció a favor de la penalización por la tercera prueba atómica realizada por ese país.

Desde entonces, el dirigente del régimen comunista norcoreano, Kim Jong-un, ha radicalizado sus posiciones y amenazado con iniciar un nuevo conflicto armado.

Pyongyang mostró su oposición ante el inicio de unas maniobras militares conjuntas de EE UU y Corea del Sur en la zona y anunció que aumentará su capacidad nuclear.

El incremento de la vigilancia y la presencia militar ha provocado, en apenas un mes, que EE UU haya desplegado en la zona buques de guerra equipados con sistemas antimisiles, aviones espía con capacidad atómica, submarinos nucleares, cazas F-22 e incluso una plataforma naval para vigilar movimientos en el Norte.

La "amenaza real" que supone Corea del Norte para Washington también se ha disparado con las informaciones reveladas recientemente por sus servicios de inteligencia, que indican que Pyongyang habría colocado en lanzaderas móviles dos misiles Musudan, cuyo alcance se estima en unos 4.000 kilómetros.

Corea del Sur descarta otra prueba nuclear

A su vez, el Ministerio surcoreano de Defensa ha declarado este lunes que la lectura de los datos sobre radiactividad en la posible zona del lanzamiento no reflejan "movimientos inusuales" que indiquen la inminencia de un ensayo nuclear por parte de Corea del Norte.

"No hemos encontrado en la zona movimientos inusuales que indiquen la intención de llevar a cabo un ensayo nuclear", ha declarado un portavoz del Ministerio, poco después de que el ministro de Unificación de Corea del Sur, Ryoo Kihl Jae, adviertiese de que Corea del Norte podría estar preparándose para su cuarta prueba nuclear. En una reunión con legisladores surcoreanos, Ryoo indicó que el Gobierno estaba al tanto de los indicios que apuntaban a que el régimen comunista está preparando otro ensayo atómico, pero rehusó dar detalles.

"Nos han informado de que Pyongyang podría realizar pronto otra prueba nuclear", dijo un alto cargo gubernamental. "Pero estamos analizando si realmente se está preparando para otra prueba nuclear o si solamente trata de presionar a Seúl y Washington", añadió.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento