Enfrentarse al intrusismo laboral y acabar con la desregulación de una actividad que "compite en desigualdad" son las principales misiones de la Asociación de Peluquerías Caninas y Felinas (Apcfib) que se ha conformado como la primera sociedad de este tipo en Baleares.

El presidente de la Apcfib, Luis Guerrero, ha explicado en declaraciones a Europa Press que si bien se les exige estar regulados a todos los niveles, como en el del acondicionamiento del local, no se les exige ninguna titulación para realizar "un trabajo muy delicado" que para empezar "trabaja con elementos de corte y animales".

Guerrero ha señalado que en su ámbito coexisten profesionales formados con personas que no ofrecen "ni calidad ni seguridad" por lo que buscan lograr el reconocimiento de su especialización, dar una formación de calidad a sus asociados y mejorar la imagen profesional de su sector.

La asociación, que está adherida a Pimeco, emprendió su actividad este septiembre y desde entonces ya han realizado varias actividades. La próxima será este próximo 22 de abril y consistirá en un seminario llevado a cabo por la peluquera Isabella Jane Doblas que versará sobre 'Corte con tijeras, simetrías y color', según ha avanzado el presidente.

Además, están preparando otros proyectos como un equipo de competición que está en fase de presentación de voluntarios o la elaboración de un manual de buenas prácticas para establecer los "puntos básicos" sobre "requerimientos legales, equipamiento, seguridad y trato".

"Estos —han indicado— deberían ser asumibles como compromiso por los profesionales y exigibles por los clientes y la Administración" en los centros que ofrezcan servicios de peluquería canina y felina.

Cabe destacar que esta entidad, entregará a todas las peluquerías asociadas un distintivo con el logotipo de la asociación que les acreditará como 'centros comprometidos con un servicio de calidad y con el bienestar del animal a su cuidado'.