La Audiencia de Málaga ha confirmado la sentencia dictada por un juzgado de lo Penal en la que condenó a un hombre a nueve meses de prisión por hablar con su madre de la que tenía una orden de alejamiento judicial. De esta forma, la Sala rechaza el recurso presentado por la defensa del acusado.

Según declaró probado el juzgado, recogido en la resolución del Tribunal de apelación, a la que ha tenido acceso Europa Press, el hombre fue condenado en marzo de 2008 por un juzgado de Málaga que le impuso, entre otras, la pena de prohibición de acercamiento y de comunicación con su madre durante tres años.

Esto, se le comunicó al acusado, pese a lo cual, en septiembre del mismo año, el acusado fue sorprendido por los agentes hablando con su madre en una calle de la capital donde ella tiene su domicilio. Por esto, se le condenó por un delito de quebrantamiento de condena y se le impuso nueve meses de cárcel.

Frente a esta sentencia, la defensa del acusado presentó un recurso basado en el estado mental del hombre cuando sucedieron los hechos, que "le impedía la comprensión de la trascendencia de dicho acto"; y también alegó que hubo error en la valoración de la prueba porque hubo consentimiento de la madre.

Pero la Sala rechaza estos argumentos, indicando en primer lugar que "no consta prueba mínimamente demostrativa de que al tiempo de la comisión de los hechos de autos se encontrara bajo los efectos de alteración psíquica que le impidiera comprender la ilicitud del hecho de aproximarse a su madre".

Respecto al consentimiento, el Tribunal señala lo mismo, apuntando que lo único que consta es una comparecencia de la madre en el juzgado "llevada a cabo con posterioridad a los hechos de autos" en la que manifiesta su perdón a su hijo y su deseo de que sea retirada la orden de alejamiento.

Consulta aquí más noticias de Málaga.