San Sebastián de los Reyes
Municipio de San Sebastián de los Reyes, donde vivía la fallecida. GOOGLE

La Policía ha detenido a cuatro ciudadanos chinos por el secuestro durante una semana en Aravaca de una familia compatriota a la que exigían para su rescate el pago de una deuda, que motivó que la hija de dos de las víctimas retenidas acabara suicidándose.

Según han informado fuentes de la investigación, tanto la fallecida —se ahorcó el pasado miércoles en San Sebastián de los Reyes unas horas antes de que la Policía liberara a sus padres, su hija y su abuela— como su marido debían una suma de dinero en China por una supuesta estafa inmobiliaria.

Los detenidos, que han pasado a disposición judicial, mantenían desde hace una semana a los cuatro miembros de la familia de la fallecida, Lili Dai, de 40 años, en una de las viviendas donde residían, situada en la calle de Blanca de Castilla, en la zona de Aravaca.

La denuncia del suicidio

Las fuentes han explicado que la Policía tuvo conocimiento de los hechos después de que un hombre denunciara el suicidio de Lili Dai en otra vivienda de la familia china, ubicada en una urbanización de San Sebastián de los Reyes.

Este hombre, de nacionalidad española y que trabajaba en una inmobiliaria que contacta con futuros clientes en China, había concertado el pasado miércoles una cita con la fallecida para que ésta le enseñara unos pisos.

Al no presentarse, éste decidió llamar a su familia y, horas después, el marido le respondió que su mujer se había ahorcado, por lo que decidió denunciar los hechos en la comisaría del distrito de Salamanca.

Fue entonces cuando los agentes del Grupo de Extorsiones y Secuestros de la UDEV de Madrid comprobaron que la mujer se había suicidado y que cuatro miembros de su familia permanecían retenidos.

Horas después, el Grupo de Operaciones Especiales (GEO) liberó a la abuela, la hija y los padres de la mujer.

Consulta aquí más noticias de Madrid.