colegio Hilarión Gimeno
Colegio Hilarión Gimeno (web del centro).

El gobierno aragonés defendió el miércoles la autonomía de colegio público Hilarión Gimeno de Zaragoza de suprimir el festival de navidad de este año y apeló al diálogo respetuoso entre padres y profesores del centro.

El presidente aragonés, Marcelino Iglesias, hizo un llamamiento "a que se hagan las cosas bien, al sentido común y al buen entendimiento" y señaló que la decisión del colegio no contraviene la ley aragonesa, ya que ésta "no obliga a hacer fiestas navideñas ni las prohíbe".

La decisión del colegio no contraviene la ley aragonesa, ya que no obliga a hacer fiestas navideñas ni las prohíbe

"Esto está en manos de los consejos escolares y lógicamente no soy quien para decidir, siempre que actúen dentro de la ley, lo que tienen que hacer los consejos escolares", afirmó el presidente, tras el acto de la colocación de la primera piedra de la autopista autonómica El Burgo de Ebro-Villafranca.

En el parlamento autonómico, donde comparecía ante la Comisión de Educación, la consejera Eva Almunia defendió la autonomía del centro y señaló que los niños seguirán celebrando estas fiestas en sus respectivas aulas.

"¿Es razonable montar semejante lío?", se preguntó, al tiempo que insistió, como ya dijo el martes al conocerse el hecho, en que cada centro "decide qué quiere hacer y qué fiestas celebrar y cómo hacerlo" y en este caso, los profesores, "con su criterio", han evaluado que este festival navideño "no era lo correcto".

Tras asegurar que está en permanente contacto con los profesores, que "no han hecho ninguna referencia al laicismo" para justificar su decisión y que "lo están pasando mal", mostró su deseo de que este asunto "no cierre la posibilidad de diálogo respetuoso que debe existir entre padres y profesores".

Habrá villancicos y adornos  navideños

La dirección del centro ha precisado en un comunicado que la programación general anual del colegio se aprobó por mayoría del consejo escolar y que el único acto navideño que no se ha programado para este curso es el festival de Navidad, pero que se seguirán cantando los villancicos, las aulas y pasillos se adornarán y se podrán hacer las habituales fiestas de clase.

El único acto navideño que no se ha programado para este curso es el festival de Navidad

El director del colegio lo justifica explicando que hay diversos motivos para impedir la celebración, entre ellos "la falta de espacio".

Algunos profesores también se quejan de que la preparación del festival les restaba tiempo para impartir sus clases.

Sin embargo, la Asociación de Madres y Padres de Alumnos (AMPA) asegura que más de la mitad de los padres están a favor del festival navideño y que han recogido más de 200 firmas para pedir a la dirección que recupere esa celebración.

"Negar la Navidad es ridículo"

Sobre la decisión del colegio Hilarión Gimeno también se han pronunciado los obispos.

Para el portavoz de la Conferencia Episcopal, Juan Antonio Martínez Camino, "negar la Navidad" "es una postura forzada, artificial y ridícula". 

En su opinión, "que el Estado sea aconfesional no quiere decir que la sociedad sea aconfesional".

"La sociedad tiene diversas creencias y debe poder expresar su fe religiosa", afirmó durante la presentación del texto íntegro de la última pastoral de los obispos, "Orientaciones morales ante la situación actual de España".

Encuesta

¿Estás de acuerdo con suprimir las actividades navideñas de los colegios públicos por su carácter religioso?

21,18 % (1233 votos)
No
73,6 % (4284 votos)
Me es indiferente
5,22 % (304 votos)