Una exconsejera de Bankia demuestra que habló con Deloitte antes de auditar las cuentas

  • Una exconsejera de Bankia ha demostrado que habló con el representante de la auditora encarga de revisar las cuentas de la entidad.
  • La exconsejera contactó con Deloitte para preguntar por qué todavía no se había emitido el informe sobre las cuentas de Bankia.
  • El representante de Deloitte siempre ha negado esta conversación.
El expresidente de Bankia, Rodrigo Rato.
El expresidente de Bankia, Rodrigo Rato.
Paco Campos / EFE

La exconsejera de Bankia Araceli Mora llamó el 3 de mayo de 2012 al móvil del representante de la auditora Deloitte en la entidad, Francisco Celma, y mantuvo una conversación de cuatro minutos; aunque éste declaró en la Audiencia Nacional que no había hablado con ella en esas fechas.

Así lo demuestran las facturas telefónicas que Mora ha aportado al instructor del caso Bankia, el juez Fernando Andreu, y en las que constan tres llamadas hechas por la exconsejera desde su teléfono móvil al de Celma, de las que dos no fueron atendidas y otra tuvo una duración de cuatro minutos.

Mora, que declaró ante Andreu como imputada el pasado 18 de diciembre, aseguró al magistrado que en los últimos días de abril intentó en varias ocasiones hablar con el socio auditor de Deloitte para preguntarle por qué no había emitido aún el informe sobre las cuentas de la entidad aprobadas por el Consejo de Administración de Bankia el 28 de marzo anterior.

"Tú sabrás, estáis de negociaciones", aseguró Mora que le respondió Celma cuando por fin logró hablar con él el 3 de mayo, tras dos intentos fallidos ese mismo día y el 27 de abril; versión que contrasta con la que el representante de la auditora ofreció al juez cuando declaró ante él el pasado 20 de febrero y dijo: "Yo en mayo no hablé por teléfono con Mora. Ni en el mes de abril".

En su declaración ante la Audiencia en febrero, Celma subrayó que no avaló las cuentas de Bankia aprobadas por el equipo de Rodrigo Rato porque los entonces consejeros no se las presentaron firmadas, tal y como exige la ley. Aseguró también que la auditora alertó a los miembros de los Comités de Auditoría del grupo, a la dirección y al supervisor de la situación de la entidad y sus problemas de viabilidad futura.

La versión de Celma contrastaba con lo dicho hasta ahora por varios de los exconsejeros, entre ellos Araceli Mora.

Mora habría recibido dos mails de respuesta de Celma, al que había preguntado sobre este retraso, y que no le manifestó "ningún tipo de circunstancia que le impidiese entregar el informe".

Mora añadió que, tras varios intentos frustrados de hablar con Celma, el 3 de mayo finalmente le respondió al teléfono y, tras inquirir por el informe, contestó: "Tu sabrás, estáis en negociaciones", conversación que Celma ha negado siempre.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento