Hipotecas
Comprar una vivienda es la decisión económica más importante de una familia. Achim Sass/GTRES

Las hipotecas siguen lejos, casi inaccesibles. No solo porque en estos tiempos duros pocos tienen el capital para empezar (un 20 o 25% del precio de la vivienda), sino porque los bancos no lo ponen fácil. Aunque por un lado baja el euríbor, la banca sube el diferencial que añade al interés marcado por el índice.

El diferencial de las hipotecas ha ido subiendo a medida que el euríbor bajabaEn los tres primeros meses del año, el diferencial medio aplicado por la banca española en las hipotecas se elevó 0,5 puntos porcentuales, a pesar de que el índice al que están referenciados la mayoría de los préstamos destinados a vivienda, el euríbor, cerró el pasado mes de marzo en un nuevo mínimo histórico.

Según el comparador financiero Bankimia, el diferencial medio al que concedieron las nuevas hipotecas las cajas y los bancos tanto online como en oficinas ha pasado del 2,60% en enero al 3,044% en marzo. Este incremento ha contrastado con la caída del euríbor en ese mismo periodo del 0,575% al mínimo histórico del 0,545%.

Compensando la bajada del euríbor

"Los diferenciales de las hipotecas han ido subiendo a medida que el euríbor ha ido bajando", confirman desde Bankimia. En concreto, las cajas se erigen como las entidades que más han encarecido los diferenciales medios en el primer trimestre del año, al subirlos en una media de 0,725 puntos. En enero se situaban en el 3,40%, en febrero en un 3,46% y en marzo y abril la media del diferencial se situaba en el 4,125%.

Las cajas son las que más han encarecido ellos diferencial, una media de 0,725 puntosTras las cajas, la banca online ha incrementado los diferenciales en 0,507 puntos, hasta el 2,497%, en tanto que la banca tradicional lo ha hecho en 0,369 puntos, hasta el 2,979%.

El euríbor, por su parte, marcó en marzo un nuevo mínimo histórico en el 0,545%, después de que en enero frenara una tendencia bajista iniciada en octubre de 2010. El índice se anotó en los dos primeros meses del año ligeros repuntes.

El Banco Central Europeo (BCE), a través de su vicepresidente, el portugués Vitor Constacio, ya ha expresado su preocupación por la persistente fragmentación de los mercados financieros de la eurozona, lo que provoca que, mientras en unos países la banca traslada plenamente los cambios en la política monetaria, en aquellos donde las entidades tienen menor margen de maniobra financiera los cambios en los tipos de interés apenas son transmitidos a la economía.