Última repesca para los inmigrantes irregulares

Arranca la cuenta atrás para que finalice el plazo del proceso de regularización de inmigrantes.
La posibilidad de presentar una prueba en lugar del certificado de empadronamiento que garantice los seis meses de residencia en el país tuvo ayer un efecto llamada.
Decenas de inmigrantes hicieron cola en los servicios municipales para tramitar la solicitud, cuyo plazo termina el próximo 7 de mayo. Para ello se reforzó el Servicio de Estadística (en la plaza del Carmen), que tramitó  ayer 150 solicitudes. La posibilidad de obtener el permiso de residencia y trabajo con documentos como la tarjeta de la Seguridad Social o la escolarización de los hijos afecta en Granada a 1.200 inmigrantes, según recordó el concejal de Izquierda Unida Manuel Morales.

En la actualidad se ha regularizado a la mitad de los inmigrantes que pueden beneficiarse de la repesca, en total son 5.000 personas. Además, el Estado ingresará al Ayuntamiento por el empadronamiento de estos 1.200 inmigrantes unos 360.000 euros, ayudas que  ascenderán a 120 millones para toda Andalucía.

Ahmed B. Inmigrante.

Lleva más de un año trabajando en la agricultura. Este marroquí de 38 años no se empadronó por miedo a ser expulsado del país, aunque ayer presentó un certificado médico para probar que cumple con los requisitos.

Patricia Espinosa. Inmigrante.

Una oferta de trabajo recibida en 2003. Es el papel en el que Patricia ha depositado todas sus esperanzas para lograr el permiso de residencia y trabajo. En la actualidad tiene otra oferta en el servicio doméstico.

Antonino Seng. Empresario.

Este londinense quiere que Oxana Petrova continúe como camarera en su restaurante japonés. Por ello tramitó ayer la solicitud de la joven rusa, que lleva más de un año viviendo en España sin papeles.

En la web www.mtas.es se puede consultar el estado de la solicitud y las dudas en el teléfono 902 022 222.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento