El 79,25 por ciento de los polígonos de bateas de mejillón situados en las rías gallegas —42 de un total de 53— permanecen cerrados debido a la marea roja, según los datos del Instituto Tecnolóxico para o Control do Medio Mariño de Galicia (Intecmar).

A estos polígonos de bateas de mejillón que permanecen cerrados se suman los cuatro destinados a la producción de ostra —Cambados D, Grove A y B (F), Redondela A— cuyo cierre también ha sido decretado por la marea roja.

En concreto, según los controles del Intecmar, se detectaron niveles de toxicidad por bacterias lipofílicas superiores a los establecidos para la extracción y que afectan a los moluscos bivalvos cultivados en viveros flotantes.

De este modo, sólo están abiertos 11 de estos 53 polígonos de bateas de Galicia, el 20,75 por ciento del total. Estos son dos situados en Sada —A y B—; cinco en A Pobra do Caramiñal —G, A, B, C, E—; dos en Vilagarcía —A y B—; uno en Cambados —A2,E—; y otro en Corme —B—.

Por este motivo, la Consellería do Medio Rural e do Mar ha prohibido la extracción de estos moluscos, aunque en algunas zonas esta prohibición por el momento es con carácter cautelar para analizar los niveles de esta toxina lipofílica.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.