Infanta Cristina
Fotografía de archivo de la infanta Cristina, tomada el 4 de marzo de 2013. Kiko Huesca / EFE

La Casa del Rey ha expresado su "sorpresa" por "el cambio de posición" del juez José Castro, instructor del 'caso Nóos', al haber decidido imputar a la infanta Cristina, al tiempo que ha mostrado su "absoluta conformidad" con la decisión de la Fiscalía de recurrir esta medida.

Un portavoz de la casa real ha informado de que "tras tener conocimiento por los medios de comunicación del auto de imputación" que afecta a doña Cristina, y "con el máximo respeto por las decisiones judiciales", esta institución "quiere manifestar su sorpresa por el cambio de posición" del titular del juzgado de instrucción número 3 de Palma de Mallorca.

Según argumenta el portavoz, el juez Castro, en su resolución de este miércoles, modifica la posición inicial de no imputar a la infanta "mantenida en el auto de 5 de marzo de 2012, confirmado posteriormente por la Audiencia Provincial de Palma de Mallorca".

"La Casa del Rey quiere también expresar su absoluta conformidad con la decisión anunciada por la Fiscalía Anticorrupción de recurrir este auto, en su posición procesal de imparcialidad y defensa de la legalidad", subraya asimismo el portavoz.

Poco antes, la casa real señaló que no iba a comentar la decisión tomada por el juez. "La Casa no comenta decisiones judiciales", dijo en un principio a 20minutos.es.