Infanta Cristina
La infanta Cristina, en una imagen de archivo. ARCHIVO

La infanta Cristina, hija menor del rey Juan Carlos, ha sido imputada por segunda vez en el caso Nóos, una pieza separada del caso Palma Arena que se abrió en julio de 2010 en relación a las supuestas actividades irregulares del Instituto Nóos, dirigido por su marido, Iñaki Urdangarín. José Castro ya imputó a la hija del rey el pasado abril, pero su decisión fue desactivada por la Fiscalía Anticorrupción y la Audiencia de Palma, por lo que este enero el juez ha decidido insistir.

Cristina de Borbón y Grecia, Infanta de España, Duquesa de Palma de Mallorca, nació en Madrid, el 13 de junio de 1965 y se ha caracterizado por llevar una vida discreta y una carrera laboral orientada a labores culturales y sociales en el sector privado.

Segunda hija de los reyes, es séptima en la línea de sucesión, tras sus hermanos Felipe, príncipe de Asturias, sus hijas, infanta Leonor e infanta Sofía, la infanta Elena y los dos hijos de ésta.

Fue la primera mujer de la Casa Real española que obtenía un título universitario superior Como todos los miembros de la familia real se ha convertido en representante y madrina de diversas instituciones. La primer de ellas fue el 30 de mayo de 1973 al ser nombrada madrina de un nuevo avión de la compañía Iberia, coincidiendo con el día de su primera comunión.

Estudió EGB, BUP y COU en el colegio madrileño Nuestra Señora del Camino, como su hermana doña Elena. Una vez superadas las pruebas de selectividad (1983) para acceder a la universidad, se inscribió en el Helenic College de Londres, en Gran Bretaña, donde perfeccionó sus conocimientos de inglés, francés y griego.

De vuelta en España al año siguiente se matriculó en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociología de la Universidad Complutense de Madrid y finalizó sus estudios en 1989, convirtiéndose en la primera mujer de la Casa Real española que obtenía un título universitario superior.

En 1990 realizó un Máster en Relaciones Internacionales en Nueva York y al año siguiente trabajó en la UNESCO en París, con una beca de formación de seis meses.

Al cumplir la mayoría de edad (el 13 de junio de 1983) don Juan Carlos le impuso la Banda de Dama de la Orden de Isabel la Católica, lo que significaba su plena incorporación a los actos oficiales de la Familia Real española.

En abril de 1992 fijó su residencia en Barcelona, en un principio, por un período de seis meses para participar en la organización del Campeonato Mundial de Vela Adaptada, celebrado tras finalizar los Juegos Olímpicos. Sin embargo, desde entonces fijó allí su residencia.

Después de trabajar en las oficinas de la UNESCO en Barcelona fue contratada el 8 de octubre de 1993 por La Caixa. Sin embargo, aún es presidenta de honor de la Comisión Española de la UNESCO y permanece vinculada a esta Organización y a sus proyectos.

Ya en La Caixa comenzó en el departamento de programas culturales de la Fundación La Caixa, donde se encargaba de organizar exposiciones hasta 1998, cuando abandonó este puesto y se convirtió en coordinadora de programas de cooperación internacional para el Tercer Mundo en la citada Fundación.

El 17 de marzo de 2005, la Fundación La Caixa anunció su nombramiento como directora del Área Social de la citada entidad, con responsabilidades en programas dirigidos a mayores, voluntariado y cooperación internacional.

Labores de representación

En junio de 1989 visitó Bruselas, en su primera embajada oficial en representación de España. Desde entonces, ha viajado en numerosas ocasiones en representación de la Corona, sobre todo a Iberoamérica.

En agosto de 2009 se trasladó temporalmente a vivir a Washington (EE UU) con su familia Otros viajes los hace en función de su cargo en La Caixa, para supervisar proyectos humanitarios patrocinados por esta entidad, o en coordinación con la Agencia Española de Cooperación Internacional (AECI).

Tras su matrimonio, en octubre de 1997, ha continuado con sus actividades profesionales en La Caixa y con sus obligaciones institucionales, en representación de la Casa Real, muchas de ellas acompañada de su esposo, Iñaki Urdangarín.

En agosto de 2009 se trasladó temporalmente a vivir a Washington (EE UU) con su familia, supuestamente por motivos laborales de su esposo y de su trabajo en Telefónica, aunque mantuvo su trabajo en la Fundación La Caixa y sus compromisos oficiales.

Desde que la Casa Real anunció en diciembre de 2011 que el duque de Palma dejaba de participar en actividades oficiales, tras verse implicado en el caso Noos, la infanta Cristina tampoco ha asistido a ningún acto. El último fue la celebración del Día de la Fiesta Nacional el 12 de octubre de 2011.

Labor social

Como miembro de la Familia Real, sus actividades oficiales están orientadas hacia labores sociales, relacionadas con la educación, la infancia, los mayores y los discapacitados.

Desde 2001 es presidenta de honor de la Fundación de Ayuda a Niños y Adolescentes en Riesgo (ANAR) y ese mismo año fue nombrada embajadora de Buena Voluntad de las Naciones Unidas para la II Asamblea Mundial sobre el Envejecimiento, celebrada en Madrid en 2002.

Preside también la Fundación Internacional de Vela para Discapacitados, IFDS y es presidenta de honor de la Fundación Infanta Cristina para Discapacitados Físicos y Mentales.

El 30 de noviembre de 1998 tomó posesión en Figueras de su nuevo cargo como patrona vitalicia de la Fundación Gala-Salvador Dalí.

Vida privada

El 4 de octubre de 1997 contrajo matrimonio con Iñaki Urdangarín, en Barcelona. Días antes, el 26 de septiembre, el Rey le concedió como título el Ducado de Palma de Mallorca, que su esposo comparte como consorte.

Fruto de este matrimonio han nacido cuatro hijos, Juan (1999), Pablo (2000), Miguel (2002) e Irene (2005).

En noviembre de 2012 la infanta Cristina y su familia se ven obligados a abandonar su palacete en el exclusivo barrio barcelonés de Pedralbes, acuciados por dificultades económicas derivadas de los problemas laborales y judiciales de Iñaki Urdangarin. La familia se muda a una amplia vivienda de Barcelona en régimen de alquiler. Posteriormente, en verano de 2013, la infanta se mudó a vivir a Suiza, mientras su marido permanecía en Barcelona.

Gran aficionada a los deportes náuticos, fue suplente del equipo español de Vela de la categoría 470 en los Juegos Olímpicos de Seúl en 1988, en cuya inauguración fue la abanderada del equipo español.