El juez del 'caso Palau' confirma la fianza a CDC al entender que se benefició del desvío de dinero

  • CDC debe responder como responsable civil a título lucrativo y desestima el recurso contra la fianza.
  • En julio las escrituras de la sede central en Barcelona como aval.
  • El magistrado cree que recibió 3,2 millones de euros bien procedentes de los fondos del Orfeó Català, bien como comisiones de la constructora Ferrovial.
Palau de la Música Catalana.
Palau de la Música Catalana.
ARCHIVO

El juez que investiga el desfalco del Palau de la Música ha confirmado la fianza de 3,2 millones de euros que impuso a Convergència Democràtica de Catalunya  (CDC) como responsable civil a título lucrativo, ante los "sólidos y plurales" indicios de que la formación se financió ilegalmente con el cobro de comisiones a través de la institución.

En un auto, el titular del juzgado de instrucción número 30 de Barcelona ha desestimado el recurso que interpuso CDC contra la fianza, para la que la formación nacionalista presentó el pasado mes de julio como aval las escrituras de su sede central en Barcelona junto a una tasación que acredita que su valor es superior al exigido por el magistrado.

El juez Josep Maria Pijuan estima que la formación nacionalista recibió 3,2 millones de euros en total a través de "entregas opacas" de dinero en efectivo procedentes de los fondos del Orfeó Català por parte de los saqueadores confesos del Palau de la Música, Fèlix Millet y Jordi Montull.

Beneficio del desfalco del Palau

En su auto, el instructor detalla indicios de que CDC resultó beneficiada del desfalco del Palau, tanto si se considera que el dinero recibido provenía de la institución cultural, lo que constituiría un delito de apropiación indebida, como si se estima la hipótesis de que esas entregas encubrían el pago de comisiones de la constructora Ferrovial, lo que en su opinión supondría un delito de tráfico de influencias.

Para Pijuan, de la instrucción se derivan "razonables sospechas que vienen fundadas en indicios sólidos y plurales" del desvío de fondos del Palau de la Música a CDC "mediante entregas opacas de dinero en efectivo" por valor de 2,3 millones de euros entre los años 2002 y 2008 y a través de la "facturación mendaz" de otros 982.538 euros a las empresas New Letter y Letter Graphic entre 2007 y 2009.

El magistrado afirma en su auto albergar "la sospecha fundada" de que CDC recibió varias sumas de dinero de la constructora Ferrovial "bajo el encubrimiento de donaciones", aunque esas entregas "no obedecían a la liberalidad de la donante sino al pago de comisiones por obra pública adjudicada" a la empresa.

En ese presunto pago de comisiones, añade el magistrado, Millet y Montull ejercieron de intermediarios entre Ferrovial y las personas que, por cuenta de CDC, recibieron el dinero, como es el caso de los antiguos tesoreros de la formación nacionalista Carles Torrent -ya fallecido- y el imputado Daniel Osàcar.

Para el magistrado, las aportaciones que Ferrovial hizo al Palau de la Música para sus ciclos de conciertos "no obedecían, en su totalidad, a un patrocinio musical, sino que en parte encubrían una retribución de dicha empresa a CDC en concepto de comisiones por obra pública adjudicada".

Admite que no hay indicios

Pese a admitir que no hay indicios de que las adjudicaciones se hicieran contraviniendo la ley, Pijuan considera que la constructora Ferrovial pagó comisiones de hasta el 4 % por las obras del nuevo pabellón municipal de Sant Cugat del Vallès (Barcelona), la Ciutat de la Justícia y la línea 9 del metro, adjudicadas cuando CDC gobernaba la Generalitat.

El auto del instructor detalla los múltiples indicios en que se basa la fianza impuesta a CDC, entre ellos las declaraciones de varios testigos, las anotaciones halladas en las agendas y equipos informáticos de los imputados y las averiguaciones de movimientos económicos llevadas a cabo por la Agencia Tributaria.

Según el juez, entre los años 2002 y 2008 se efectuaron "innumerables reintegros" mediante cheques al portador cobrados en ventanilla y otros reintegros en efectivo por cantidades que llegaron a alcanzar los 300.000 euros a cargo de cuentas corrientes de titularidad del Palau de la Música.

También se desprende de la instrucción del caso, añade el juez, la existencia de cajas de seguridad "cuyo destino razonable era la custodia opaca de dinero en efectivo" y los "frecuentes" contactos que mantenían Millet y Montull con Carles Torrent.

"Cabe razonablemente sospechar que esas frecuentes y cortas visitas de Carles Torrent al imputado Fèlix Millet en su despacho del Palau de la Música eran para recoger el dinero en efectivo que este le entregaba", añade Pijuan.

El juez cita en su auto varios documentos incautados de los que se desprende que CDC se quedaba presuntamente con el 3,5 % de comisión correspondiente a la adjudicación de las obras a Ferrovial, mientras el Palau se embolsaba el 0,5 %.

Para el instructor, tampoco hay "ninguna duda" de que el "Daniel" al que un documento incautado en los ordenadores del Palau alude como perceptor de fondos de la institución corresponde al extesorero de CDC Daniel Osàcar.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento