La izquierda mexicana intenta evitar la investidura de Calderón subiendo a la tribuna del Congreso

  • El conservador Felipe Calderón tomará posesión del cargo este viernes.
  • Sus oponentes ocupan la tribuna de la Cámara de los Diputados en protesta.
Diputados del grupo parlamentario del Partido Acción Nacional toman la tribuna superior del salón de plenos en México (Foto: Efe)
Diputados del grupo parlamentario del Partido Acción Nacional toman la tribuna superior del salón de plenos en México (Foto: Efe)
Luis Echevarría / Efe
Varios legisladores de la izquierda mexicana ocuparon el martes la tribuna de la Cámara de Diputados en un aparente intento de
impedir la investidura del
conservador Felipe Calderón, el próximo viernes en ese recinto.

La acción de los diputados izquierdistas derivó en conatos de enfrentamiento físico con los oficialistas que trataron de desalojarlos de la mesa directiva.

El presidente de la Cámara de Diputados, Jorge Zermeño, del oficialista Partido Acción Nacional (PAN), decretó un receso en la sesión legislativa y pidió a los parlamentarios retornar a sus escaños.

Al no lograrlo, Zermeño solicitó a los periodistas que cubrían el acontecimiento abandonar la sala, mientras los dos bandos cruzaron consignas a favor de Calderón, unos, y de su ex rival electoral, el izquierdista Andrés Manuel López Obrador, otros.

López Obrador, del Partido de la Revolución Democrática (PRD), perdió ante Calderón los comicios generales del pasado 2 de julio por una diferencia ínfima (el 0,56 por ciento) y denunció un fraude electoral supuestamente orquestado por el presidente saliente, Vicente Fox, también del PAN.

Además, el ex candidato encabezó un "movimiento de resistencia civil" en las calles del centro de la capital mexicana durante un mes y medio y el pasado día 20 de noviembre se proclamó a sí mismo "presidente legítimo" de los mexicanos.

Sus legisladores y simpatizantes habían anunciado un boicot a la sesión de investidura del 1 de diciembre, por lo que se habían extremado las medidas de seguridad, con vallas metálicas y efectivos antidisturbios, en los alrededores del Palacio de San Lázaro, la sede del Congreso.

Ante la desobediencia de los legisladores del PRD, Zermeño hizo un llamamiento "a la civilidad" para que regresaran a sus escaños.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento