SORIA, 2 (

Europa press9

El Ayuntamiento de Soria prosigue con los trabajos en la zona afectada por el derrumbe de parte de la muralla en el centro de la capital, Bien de Interés Cultural desde 1995, y simultáneamente y en paralelo intenta acelerar los pasos administrativos para buscar soluciones a la situación provocada por el mal estado del paño y encarar una segunda fase que no se demore en el tiempo de recuperación de la muralla con la participación del Estado y de la Junta de Castilla y León, como administraciones que comparten competencias.

El alcalde Carlos Martínez ha explicado los trabajos que se desarrollan en la zona para dar una respuesta inmediata a los vecinos con la delimitación y vigilancia del área afectada para evitar riesgos, la retirada de escombros, que concluyó el mismo día del derrumbe, la actuación en el local de Cuadrilla afectado por los cascotes y la incoación del expediente de demolición por ruina inminente de los edificios de la calle Puertas de Pro 36 y 38, lo que conllevará la demolición parcial de ese tramo de muralla.

El Departamento de Urbanismo ha notificado hoy mismo a los propietarios la necesaria demolición de los dos inmuebles y si no se ejecuta la realizará el Consistorio de forma subsidiaria. "Es una situación de riesgo y vamos a actuar para minimizarlos también sobre el paño de muralla que esté peor y necesitamos lógicamente la autorización de Patrimonio", ha indicado el alcalde.

El responsable municipal ha añadido que "se ha puesto encima de la mesa la necesidad de buscar soluciones. Ni los edificios ni las murallas van a esperar a un expediente de investigación, ni a largas y tediosas reuniones. Hay que dar solución al problema y no enfrascarse en otra cosa. Se ha dado una respuesta rápida para tener la ciudad en condiciones y ahora toca a todas las administraciones trabajar a medio plazo", ha apuntado Martínez.

Acuerdo a tres bandas

Desde el Ayuntamiento se pide máxima diligencia para actuar y si es necesario un expediente de investigación para aclarar la titularidad de la misma que se haga con celeridad y que paralelamente se establezca un acuerdo a tres bandas y no se diluya bajo el informe cualquier actuación.

"De ninguna manera podemos demorar actuar escudándonos en un trámite que no sabemos cuánto tiempo se puede prolongar. No podemos dejar un enclave en pleno casco histórico abierto 'sine die' y para ello hemos pedido colaboración. Las actuaciones urgentes no se han debatido hoy, esas ya las ha asumido el Ayuntamiento desde el minuto uno", ha recalcado el alcalde.

Éste ha pedido apoyo y responsabilidad a administraciones competentes como la Junta en la conservación del Patrimonio y como al Estado que, bajo su punto de vista, es el titular de la muralla y que además son las administraciones con más recursos", ha indicado.

El Ayuntamiento ha confirmado que colaborará en las soluciones pero con una implicación compartida de todos en pro del beneficio de la ciudad de Soria, su patrimonio cultural y el bienestar de sus vecinos. La actuación del Gobierno en otras murallas como las de Cuéllar, Simancas, Zamora o Segovia responde a este tipo de acuerdos.

Carlos Martínez ha querido ser optimista y ha indicado que "el tiempo dirá el grado de compromiso de cada parte.

Consulta aquí más noticias de Soria.